Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

Las mejores alternativas para alimentar a tus hijos

Magisterio
04/09/2018 - 16:15
0
Valeria_aksakova / Freepik

Trabajo, niños, lavadoras, la compra, compromisos... cada vez se complica más la vida. Por este motivo, os queremos ofrecer las mejores alternativas para alimentar a tus hijos durante las distintas etapas de su infancia. A todos los padres nos saltan las dudas sobre si es sano ofrecerles tarritos convencionales en vez de purés caseros. Hemos consultado a los expertos.

  • ¿Son igual de sanas las verduras y frutas del supermercado que las de los tarritos?

Madrugones, prisas, carreras, trabajo, niños... la conciliación familiar y laboral no es fácil y la conciencia por la importancia de una alimentación equilibrada y sana de nuestros hijos cada vez es mayor. ¿De dónde saco tiempo para preparar purés caseros? ¡Tranquilos! No tenemos que asustarnos si por razones de tiempo u otros motivos tenemos que dar a nuestro hijo un tarrito para bebés. Sí, los alimentos naturales y completos suelen estar bastante equilibrados en relación a la proporción de nutrientes-vitaminas, pero pierden frescura al manipularlos o conservarlos. Según como los cocinemos o el tiempo en la nevera hasta su consumo condicionan en gran medida que lleguen todas las vitaminas. Por este motivo, disponemos de productos con el correcto aporte para nuestros hijos: los tarritos para bebés, que se presentan como una opción perfecta. 

Hacia los seis meses la leche deja de cumplir todas las necesidades nutricionales de los niños y hay que introducir progresivamente nuevos alimentos en su dieta. Se inicia la etapa de la alimentación complementaria (o la etapa de la lavadora diaria, como bien saben los padres), en la que los bebés tienen que acostumbrarse a los nuevos sabores y texturas y las papillas les sirven de ayuda en este proceso. Por todo ello, los tarritos convencionales como los que ofrece Hero Baby son una alternativa a las papillas caseras perfectamente válidas porque están hechos 100% natural, manteniendo la calidad de los alimentos, y cuidando de forma rigurosa la recolección de sus frutas y verduras. De hecho, los productos elegidos para hacer dichos tarritos pasan estrictos controles de seguridad tanto durante la selección de materias primas como en los cuidadosos métodos de elaboración.

  • ¿Existen muchas diferencias entre los tarritos y los purés caseros?

Para mayor tranquilidad, un estudio de Acta Pediátrica ha comparado el perfil nutricional de tres tipos diferentes de tarritos a base de carne de cordero, ternera y pollo, de tres marcas diferentes. Según los análisis científicos de los expertos pudieron comprobar que tanto los purés caseros como los preparados presentan un perfil nutricional muy similar y dentro de los rangos recomendados. Sin embargo, se diferenciaban en una mayor variabilidad en el contenido proteico y de sodio; concretamente en el caso de los purés caseros, el exceso de sal rebasaba los niveles recomendados, mientras que en los tarritos de supermercados, la cantidad de sal está regulada por controles sanitarios. Otro factor relevante de los tarritos frente a las papillas caseras es que, gracias al proceso de elaboración de los estos, el perfil nutricional en el producto acabado es más homogéneo y controlado.

  • Cómo elegir el tarrito más adecuado, ¡no todos son iguales!

Los purés ya preparados listos para el consumo han cobrado una gran importancia, debido, entre otros factores, al escaso tiempo del que disponen muchas familias para elaborar purés de forma casera. Por ello, debemos conocer una serie de recomendaciones que nos ayudarán a elegir el tarrito más adecuado para nuestro hijo:

La etiqueta debe detallar los ingredientes con los que está hecho el puré (en orden decreciente, según la cantidad en la que se encuentren en el producto). Esto es muy útil para detectar los alimentos que el peque nunca ha tomado y dárselos con precaución (recordemos que los alimentos se introducen de uno en uno, en pequeñas cantidades y dejando pasar al menos una semana entre uno y otro). 

Hay que comprobar que la fecha de caducidad es la correcta y que al pasar el pulgar por la tapa, se nota una depresión circular en el centro de la misma. Eso indica que el precinto está intacto. Al abrirlo, tiene que sonar un “pop”, es el sonido que hace el aire al entrar y que garantiza la esterilidad del producto.

  • Cómo se elaboran los tarritos

Los padres de hoy en día somos muy exigentes, y queremos conocer todos los procesos que involucran a nuestros hijos. Si hablamos de la alimentación de nuestros hijos, la exigencia es aún mayor. Por esta razón, queremos ofreceros qué hay detrás de cada tarrito y conocer su elaboración. Las materias primas que se eligen para realizar estos purés, en marcas como por ejemplo Hero Baby, son sometidas a más de 100 controles de calidad para asegurar que cumplen con las normativas, entre ellas, aquellas que regulan la elaboración de alimentación infantil en cuanto al uso de plaguicidas. Tales son los controles que solo se utilizan ingredientes especialmente seleccionados y cultivados para alimentación infantil que no podrías encontrar en tu tienda habitual.

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

Para prepararlos primero se lavan los ingredientes con abundante agua para eliminar cualquier producto no deseado. A continuación se cocinan y cuecen al vapor para garantizar su valor nutricional. El siguiente paso es triturar las frutas y verduras para elaborar los purés y papillas hasta lograr la textura deseada. En Hero Baby siguen una receta muy ajustada a las necesidades del niño, con ingredientes de primera calidad especialmente controlados para alimentación infantil. El último paso se cierran con un golpe de calor, consiguiendo de esta manera un cierre al vacío, que los conserva de manera 100% natural, esterilizados para una conservación óptima sin la necesidad de usar colorantes y conservantes.

  • Cómo dárselos

-  Normalmente, los tarritos de fruta se comen a temperatura ambiente, mientras que los de verduras, carne y pescado están más buenos templados. Lo mejor es seguir el modo de empleo marcado por el fabricante.En el caso específico de Hero Baby, lo mejor es abrir el tarrito y escuchar un sonido similar a POP para aseguranos que ha llegado a nuestras manos con la seguridad que aplica el fabricante. Una vez seguimos las instrucciones de la marca removemos con una cuchara de plástico y a continuación calentamos al Baño María o al microondas. Si se calienta en microondas es bueno remover bien el contenido una vez caliente para “homogeneizar” y siempre probar antes de dar al bebé para que no se queme. No hace falta que el tarrito esté caliente, con que esté un poco templado es suficiente para el bebé. 

-  Algunos padres encuentran insípida la comida infantil y le añaden sal o azúcar a su gusto. Esto es un error, las marcas desaconsejan añadir nada de sal o azúcar, por temas de salud.

Tomado de Blog Ser padres. Las mejores alternativas para alimentar a tus hijos

Foto de Valeria_aksakova. Tomada de Freepik