Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
magisterio_bruno_kombi_cholulteca.png

¡Los ambientes virtuales de aprendizaje “AVA” impactan en el contexto educativo de la generación del milenio!

Magisterio
20/09/2019 - 11:15
0
By Freepik

La RDDI es una estrategia que articula la iniciativa propia y auto-gestionada de maestros apasionados con el acto educativo, desde la investigación y la innovación pedagógica, contribuyendo con el horizonte teórico y práctico de la educación en el ámbito regional, nacional e internacional; por lo cual, si el docente asume el reto de trabajar en red tendría la oportunidad de facilitar su trabajo y avanzar en su quehacer pedagógico, contando de esta forma con más herramientas que ayudarían a soportar mejor su trabajo.

Palabras clave: Red, investigación, innovación, oportunidad, estrategia.

“Actualmente nos desempeñamos en una sociedad de la información, debido a la globalización tecnológica, la cual ha penetrado en las actividades cotidianas de los hombres. Por esta tendencia se han lanzado varias estrategias como las Redes de Docentes y los Ambientes Virtuales de Aprendizaje, para adaptar la educación a la nueva realidad, de tal forma que esta vaya a la vanguardia con los avances tecnológicos, resignificando el papel del Docente y los estudiantes fuera y dentro del aula de clases”.

Si analizamos la expresión: ¡La unión hace la fuerza!, indiscutiblemente nos daremos cuenta de que es muy asertiva, porque los seres humanos fuimos creados para vivir en comunidad y ser proactivos; esto implica tomar iniciativas para el desarrollo de acciones creativas y audaces que generen mejoras significativas, ya que la proactividad desarrolla competencias como la búsqueda de información, el trabajo en equipo, el emprendimiento, las iniciativas y los aprendizajes continuos e interactivos. Por ello, inicialmente, se quiere resaltar la importancia del trabajo colaborativo y cooperativo en el ámbito escolar, pues son claves para lograr verdaderos aprendizajes que permitan la interacción, la retroalimentación y la autoconstrucción del conocimiento, estimulando así la reflexión colectiva con la práctica de estos trabajos. 

Según la teoría de La Gestalt, ilustrada con el axioma “El todo es más que la suma de las partes” (Aristóteles), en efecto, el trabajo cooperativo propicia la sinergia; por su parte, las investigaciones de Joan Rué, permiten entender que la mejora del aprendizaje en el grupo no depende de dar o recibir ayuda, sino de la conciencia de necesitarla, de la necesidad consciente de comunicarlo y del esfuerzo por verbalizar e integrar dicha ayuda en el propio trabajo. La retroalimentación es un factor vital para explicar los efectos positivos del aprendizaje cooperativo. 

¡Sí! Cada uno puede ser grande desde la escuela de su vereda o desde la institución de la gran ciudad, porque al apropiarnos de un trabajo en red abrimos las puertas al progreso laboral, a la creatividad, a la innovación, a la reflexión y a la motivación, pilares para transformar la educación; juntar fuerzas significa nuevas y mayores oportunidades, todos aprenderíamos de todos,

En el mismo sentido, Cabero y Márquez afirman que el trabajo colaborativo es una estrategia de enseñanza-aprendizaje para la que se organizan pequeños grupos en los que cada miembro tiene objetivos en común y es mutuamente responsable del aprendizaje de sí mismo y de los demás; por ello, Stella Vosniadou destaca que: “una atmósfera fértil para la colaboración y la cooperación es una parte esencial del aprendizaje en la escuela”.
Teniendo en cuenta lo anterior, se podría afirmar que la nueva estrategia que integra el trabajo cooperativo y colaborativo es ¡El trabajo en redes!, destacándose en nuestro país la Red Distrital de Docentes Investigadores (RDD); que lo fomenta y es una iniciativa propia y auto-gestionada de maestros y maestras apasionados con el acto educativo, desde la sólida base de la investigación y la innovación. El objetivo general de la RDDI es: 
Articular iniciativas de los maestros y maestras en torno a la investigación e innovación pedagógica, para contribuir en la definición del horizonte teórico y práctico de la educación en el ámbito regional, nacional e internacional. Por ello, se considera conveniente, generar espacios de encuentro entre docentes investigadores, que desde sus respectivas producciones intelectuales aportan al desarrollo del quehacer educativo, marcando un contundente paso en el desarrollo epistemológico de la educación (RDDI, s.f.). 

En este contexto, ¿por qué se considera importante integrar la RDDI a los ejercicios de investigación e innovación educativa y pedagógica de los docentes? Porque la unión en rede fortalece nuestra praxis educativa, ahorramos esfuerzos y se estimularía lo mejor de cada uno; mientras, a la vez, los resultados se aprovecharían para convertir nuestras debilidades en fortalezas, como producto de un trabajo conjunto.

Colombia, y Latinoamérica en general, tienen una gran diversidad cultural, por lo que es fundamental tener en cuenta las iniciativas de todos los docentes que, desde su quehacer educativo, crean y recrean su conocimiento, inventan, investigan y le apuestan a la innovación, a lo diferente, como dice Albert Einstein: “No pretendas resultados diferentes haciendo siempre lo mismo”. Así, sin temor a equivocarme, es posible que más del 50% de los docentes colombianos tengan alguna experiencia significativa que contar, por ello, es pertinente que aunemos esfuerzos a través de estrategias como la RDDI, ya que trabajar en red es una forma de crecer profesionalmente, de existir, de ser tenido en cuenta. 

Vivimos en un mundo cada vez más globalizado; los maestros tenemos que salir al encuentro de nuestras oportunidades. ¡Sí! Cada uno puede ser grande desde la escuela de su vereda o desde la institución de la gran ciudad, porque al apropiarnos de un trabajo en red abrimos las puertas al progreso laboral, a la creatividad, a la innovación, a la reflexión y a la motivación, pilares para transformar la educación; juntar fuerzas significa nuevas y mayores oportunidades, todos aprenderíamos de todos, como lo afirma Paulo Freire: “No existen ignorantes absolutos, ni sabios absolutos, nadie se educa así mismo, todos nos educamos entre sí”. Así, es necesario hacer de la RDDI una red de redes, donde todos aprendamos a dar solución, de una forma colectiva, transdisciplinar y creativa, a las problemáticas educativas, porque si contamos en la red con personas de diferentes ideologías, costumbres, culturas y estilos de vida, pensando en una misma causa, podríamos obtener mejores resultados; estaríamos hablando de una comunicación más eficaz que nos permite avanzar juntos y ampliar nuestras posibilidades de acción.

En este contexto, es importante dar un ejemplo de por qué es relevante, para los docentes que lideran procesos innovadores y de investigación dentro y fuera del aula, fomentar e integrarse en un trabajo en redes. Junto a mi compañero Enrique Orozco Daza, formador de maestros en el Ciclo Complementario de la Normal Superior de San Juan del Cesar, La Guajira, y de la IE Manuel Antonio Dávila, realizamos la “Implementación de un Ambiente Virtual de Aprendizaje (AVA) para desarrollar competencias matemáticas en los estudiantes de la Media Académica de la Institución Educativa Manuel Antonio Dávila de San Juan del Cesar”, investigación que buscó atender los bajos niveles de desempeño de los estudiantes en esta área durante el último trienio, en las pruebas externas Saber 11.

Así, teniendo en cuenta que en la actualidad los estudiantes de la media técnica sienten gran atracción por la tecnología, se tomó la iniciativa de implementar un “AVA”, junto a un curso de nivelación que les ayudara a aumentar su desempeño en el área; esta vez, dejando a un lado los métodos y recursos tradicionales de enseñanza y remplazándolos por recursos tecnológicos educativos, como su PC, su Celular, Tablet, foros de participación, audio-conferencias, wikis, salas de chat, blogs y Slideshare, espacios donde podrían interactuar con diferentes dispositivos o herramientas digitales sin la presencia física del docente y sin estar en el aula de clases. 

Este nuevo escenario de formación, obviamente creado por los docentes del área a través de una plataforma en un SGA (Sistema de Gestión del Aprendizaje), generó nuevas expectativas e intereses por el área de matemáticas, lo que permitió lograr que los estudiantes se sintieran motivados e interesados por contenidos que pensaban que ya no aprenderían; diseñar e implementar este curso, a través de un SGA en la plataforma MOODLE, fue un recurso novedoso y eficaz que tuvo un impacto sorprendente, no solo en los estudiantes involucrados, sino en los compañeros de otros grados y en el resto de docentes que querían ser actores de esta novedosa estrategia. 

la educación debe estar a la vanguardia de los avances tecnológicos, integrando las TICs al currículo para brindar una educación acorde con las exigencias de las nuevas generaciones.

Como es de conocimiento general, por su nivel de abstracción, las matemáticas puede resultar un tanto complejas para los estudiantes, quienes a su vez manifiestan cierto grado de apatía y rechazo por esta disciplina; esta situación hace que cada día la calidad académica se vea en entredicho, no se sabe si por el desinterés de los estudiantes, la falta de compromiso docente para aplicar estrategias más atractivas, o por la falta de acompañamiento de los padres de familia.

En estos momentos es fundamental crear e implementar ambientes virtuales de aprendizaje para favorecer la gestión pedagógica del docente dentro y fuera del aula, estimulando así la formación de los estudiantes a través de otros entornos de aprendizaje más dinámicos e interactivos, donde el docente debe asumir un rol que cambia de expositor a facilitador y diseñador de medios, y el estudiante es el protagonista de su proceso de formación, un "investigador" que activamente busca información; es aquí donde podemos apreciar las bondades de trabajar en redes, porque no solo se pueden beneficiar los docentes del área de matemáticas de la institución Manuel Antonio Dávila, sino que otros docentes, en el ámbito local, regional, nacional e incluso internacional, pueden aprovechar esta experiencia. También pueden participar del “AVA” diseñando su Curso Virtual para montarlo en el SGA y complementar y nivelar temas de su asignatura, o cumplir las acciones del plan de mejoramiento de su área por medio de una formación E-learning, lo que posibilita trabajar en red con los estudiantes, padres de familia y demás docentes, satisfaciendo así una de las directrices del MEN: la educación debe estar a la vanguardia de los avances tecnológicos, integrando las TICs al currículo para brindar una educación acorde con las exigencias de las nuevas generaciones.

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Lo que se pretende resignificar con esta experiencia es la importancia de integrar las redes de maestros, pues favorecen la posibilidad de construir conocimientos colectivos; nuestra experiencia de implantación del “AVA” es pionera en nuestra localidad y no ha tenido el apoyo suficiente, este tipo de producciones no cuenta con presupuesto; después se dice que los maestros “no investigan, no innovan en sus prácticas educativas”, mientras, al tiempo, cuando se cuenta con una idea que implique una inversión mínima, la respuesta es: “para eso no hay presupuesto”. 

+Conozca el libro Las TIC para la igualdad

Sin embargo, gracias a la magnífica oportunidad de la Red Distrital de Docentes Investigadores, fue posible unirnos a esta estrategia que facilita interactuar, compartir, reflexionar y publicar nuestras experiencias y, lo más importante, que otros profesionales, con nuestros mismos intereses tengan acceso a ellas, porque muchas veces los maestros “pilos” del país deben enmudecer y adaptarse al sistema: ¡Qué gran ironía!, en un país que anhela transformar la educación. Redes como esta abren espacios al diálogo, a la interacción sin jerarquía alguna, permiten crear oportunidades y avanzar hacia la transformación educativa; en esta tarea los ministerios de educación latinoamericanos tienen un gran referente para encausar acciones en favor de la educación con alta calidad, pero de la mano de sus principales aliados, nosotros los “maestros”, los de siempre y para siempre.

Para esta experiencia, trabajar en red se convirtió en una estrategia de información y comunicación muy eficaz que permitió innovar, crear e interactuar en nuevos entornos de aprendizaje; escenarios que, con el uso intensivo de sistemas interactivos y tecnología de redes, permiten desarrollar condiciones favorables para la educación, desafiando las formas convencionales. Ello requirió de un nuevo perfil del docente que implica ciertos conocimientos, habilidades y actitudes para ejercer una práctica educativa innovadora en el aula, aprovechando las ventajas de las herramientas tecnológicas como elementos integrales del contexto educativo; porque esta nueva generación del milenio es de estudiantes que suelen comunicarse con mensajes de texto, de voz, Chat, video- llamadas y correo electrónico; mientras buscan en Internet, atienden el celular, escuchan música o ven televisión. Lo que significa que los docentes debemos adaptarnos a la realidad de aprendizaje de los estudiantes de esta generación y no viceversa.

Referencias 
Caldeiro, G. P., y Vizcarra, M. C. (s.f.).Trabajo cooperativo. Implicaciones pedagógicas del trabajo grupal. Obtenido desde http://educacion.idoneos.com/dinamica_de_grupos/trabajo_cooperativo/ 

Ceballos, F. (s.f.). 10 Razones para trabajar en red. Obtenido desde http://cmap.javeriana.edu.co/ servlet/SBReadResourceServlet?rid=1219334049927_706529672_114315

IDEP. (s.f.). Maestros investigadores. Obtenido desde http://www.idep.edu.co/maestrosinvestigado res/?page_id=1

Red Distrital Docentes Investigadores (RDDI). (s.f.). [Diversos contenidos]. Obtenido desde https://www.facebook.com/reddistritaldedocentesinvestigadores

Soto, M. (s.f.). Qué es trabajo colaborativo. https://tecnologia-educativa-ucr.wikispaces.com/QU%C3%89+ES+TRABAJO+COLA...

Madeleyne Mercedes Daza Cuello. Orgullosamente Guajira, nacida en la tierra donde la costumbre es entregar el corazón, San Juan del Cesar. Madre de dos maravillosos hijos. Con mucho honor, Bachiller Pedagógico de la Escuela Normal de San Juan del Cesar, 1990; Licenciada en Educación Preescolar y Promoción de la Familia, de la Universidad Santo Tomás de Aquino; Especialista en Recreación Comunitaria; Especialista en Administración de la Informática Educativa. Magister en Gestión de la Tecnología Educativa; en la actualidad adelanto estudios de Doctorado en Ciencias de la Educación. He realizado cursos de capacitación y diplomados de los cuales resalto, entre otros, el de Investigación, Lúdica, Creatividad y Primera Infancia; Elaboración de Proyectos de Investigación y el de Docencia Universitaria. Docente en ejercicio en el sector oficial, nivel Preescolar de la Institución Educativa Manuel Antonio Dávila; catedrática en el Ciclo Complementario de la Normal Superior. Tutora en la Universidad de la Guajira en los programas de Etno-Educación y Pedagogía Infantil; Tutora en la Universidad de Pamplona en las licenciaturas de Lengua Castellana y Comunicación, Educación Física, Recreación y Deporte, 2010-2012; Tutora en el Centro Educativo Integral Colombiano CEICO, 2004-2006, y Directora del Hogar Infantil Edad de Oro, ICBF, 2004-2005; correo electrónico: madelen72@yahoo.es

Tomado de Revista Internacional Magisterio No. 77

Foto de Freepik