Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0

ANUNCIO whatsapp_image_2020-10-26_at_9.04.20_am_1.jpeg

Los beneficios de los cuentos en el aula de clase

Magisterio
22/09/2017 - 11:45
0
Foto de Background. Tomada de Freepik

Son muchos los beneficios que un cuento genera para todos sin distinción de edad. Un cuento puede curar, tranquilizar, aumentar la autoestima, liberar de complejos, despertar el conocimiento de sí mismo al identificarse con los personajes o situaciones que nos hace ver nuestra propia vida.

 

El cuento transmite valores que ayudan a formar la conciencia. Da enseñanzas que guían en la vida. Un cuento tendrá una manera particular de ser entendido según la personalidad, relaciones afectivas y el mundo que le rodea a cada persona. Los cuentos imparten conocimientos, información y conceptos culturales que ayudan a comprender el mundo.

 

+Lea: Vamos a inventar cuentos

 

Ayudan a expresar libremente las emociones según las vivencias de los personajes y situaciones. Incentiva la imaginación y la fantasía. Incrementa la fluidez del lenguaje que permite expresar lo que se piensa y siente formando el criterio propio.

 

Orientaciones para contar cuentos

1.- El cuento debe gustarle a quien va a contarlo. Elija el cuento según el tipo de público.

2.- Prepárese para contar. Lea cuidadosamente el cuento, vea los detalles, emociones y sentimientos de los personajes. Imagine como va a contar determinada escena, cómo se va desarrollando. Visualice el cuento. Escoja qué frases y palabras son las más apropiadas. Use también rimas.

3.- Practique el tono, las voces y los gestos de la cara y cuerpo mirándose en el espejo. Voz gruesa y fuerte para momentos de terror. “Y estaba la bruja amarga y con mucha hambre”. Voz suave y de suspenso cuando hay misterio: “Entró al cuarto oscuro, algo corría en el piso... era un....” Hablar rápido para una escena como ésta: “lo perseguía un tigre, el niño corría y corría... ”, pero, no hay que exagerar.

Con la práctica tendrá el tono adecuado para cada frase que diga. También se recomienda escuchar en la televisión como hablan los dibujos animados y así, observando, aprende a utilizar los tonos y voces acertados para cada personaje y situación.

4.- Busque un lugar silencioso en donde se sientan cómodos sus oyentes. Trate de romper la estructura del aula, coloque una alfombra, siéntese en cojines o coloque las sillas en media luna.

5.- Use una vestimenta especial o una prenda para narrar cuentos. Puede ser un gorro que lo identifique como el Cuenta Cuentos.

6.- Prepare a los niños o adolescentes para el cuento, con las indicaciones obvias para que guarden silencio, dígales que las preguntas pueden hacerlas cuando se termine. Con la práctica, no es necesario dar esas indicaciones, sólo con la voz y algunos gestos se llama la atención de los niños y el total interés por el cuento.

7.- Empezar a contar el cuento con seguridad y confiando sobre el dominio previo de la historia. Se pueden utilizar las frases típicas para contar que encantan a los niños “Hace mucho tiempo”, “Había una vez”... o inventar una propia introducción que motive al público desde el principio.

8.- Mientras se está narrando es muy importante mantener el contacto visual con el público.

9.- El tiempo de duración del cuento debe ser el adecuado.

10. Improvisar. Es importante ver los rostros, pues se capta el grado de atención del público. Sus miradas y gestos nos indican su ánimo. De acuerdo con sus manifestaciones, aburridos o entretenidos, improvisamos. La práctica nos vuelve maestros en esta técnica.

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

11. Terminar el cuento con una frase motivante que les indique que se llegó al final.

La frase típica para los niños es:

Y colorín colorado, este cuento se ha terminado.

12. El cuento que se ha contado tiene que motivar a leer. Por eso al final, se muestra el libro donde se encuentra y se informa de otras lecturas que pueden hacerse. De esta forma, el público queda motivado para buscarlas.

 

+Lea: Técnicas para animar la lectura: visualizando la imaginación

 

Orientaciones para leer un cuento

1.- Escoja un cuento según el tipo de público.

2.- Prepárese para leer. Anote qué frases, párrafos o temas van a ser discutidos o comentados durante la lectura o después de ella; infórmese sobre el autor y observe los gráficos que hable de ellos.

3.- Si lo desea use algún disfraz para leer el cuento o alguna prenda u objeto que lo anime.

4.- Para comodidad de sus oyentes, elija un lugar alejado de ruidos.

5.- Explore el cuento antes de leerlo para crear la expectativa. Deje que los niños vean los gráficos, diga el título del cuento, también puede crear una adivinanza para que adivinen el título del libro o el personaje principal del cuento. Ejemplo. Son tres animalitos gorditos y rosaditos con un enemigo que se los quiere comer. Respuesta: Los tres chanchitos y el lobo.

También se puede jugar con la carátula. Aplicando la dinámica “Recordando carátulas” del capítulo I.

Si son adolescentes, se recomienda comentar el título y preguntarles sobre lo que creen que trata el libro, sin decirles el argumento. Es aconsejable dejar siempre la incógnita para crear el suspenso y la expectativa.

6.- Leer con buena pronunciación y entonación, sin apuros. Mientras lee el cuento mire a sus oyentes a los ojos para mantener así la concentración y participación. Los niños pueden ir preguntando lo que no entienden para no perder la secuencia del cuento. También vaya mostrando los gráficos del cuento.

7.- Si desea puede hacer más ameno el cuento usando su creatividad. Déjese llevar por su imaginación haciendo las voces y gestos de los personajes y lea según las emociones. Por ejemplo si el patito llora al hablar, lea como llorando, si el chanchito se ríe, lea como riéndose.

 

Después de contar o leer un cuento

Este es el momento para dar la oportunidad a los niños y adolescentes que expresen sus pensamientos, despejen sus dudas y descubran el mensaje del cuento.

 

Así que hágales preguntas que los motive a analizar y pensar sobre el cuento.

 

¿Qué te enseña el cuento? ¿Cuál es el mensaje del cuento? Qué hubieras hecho si te pasara lo mismo a ti? ¿Qué fue lo que más te gusto del cuento? ¿Por qué? ¿Qué fue lo que menos te gustó? ¿Por qué? ¿Le cambiarias el final? ¿Cuál final te inventarías?,

 

+Conozca el Diplomado virtual como promotor de lectura

 

Título tomado del libro: Animando a leer. Autora: Lizette Mantilla Sánchez. pp: 78-82

 

 Foto de Background. Tomada de  Freepik