Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_sexista.png

Los cambios educativos superficiales fracasan: Paso a la colaboración en red

Magisterio
21/04/2020 - 17:00
0
Foto de Adobe Stock

Esta es una afirmación corroborada por múltiples evidencias que proponen la cultura de colaboración y el trabajo en red de las instituciones educativas como uno de los antídotos para combatir la superficialidad y el fracaso.  

Si algunas dimensiones de nueva factura están emergiendo en todo este entramado son, según Michael Fullan, las siguientes: la determinación colaborativa, la adaptabilidad y la cultura de la responsabilidad.

Transformaciones y cambios en la educación están a la orden del día, y no es algo que haya surgido en estos últimos años. Mejorar, transformar y cambiar la educación viene de lejos, lo novedoso hoy en día es el contexto. Pero no es lo único: Nos interrogan los porqués y los para qué del nuevo escenario. Y a renglón seguido, los cómo nos retan. 

Conozca el curso virtual: Aprendizaje Basado en Proyectos-ABP en la práctica pedagógica  

Nuestro contexto es cercano y lejano al mismo tiempo. Educamos aquí y ahora con una mirada hacia el futuro. Es complejo el tema… 

Personas, momentos y lugares son aspectos clave de los contextos educativos. Pero hay más. Si algunas dimensiones de nueva factura están emergiendo en todo este entramado son, según Michael Fullan, las siguientes: la determinación colaborativa, la adaptabilidad y la cultura de la responsabilidad. Estamos reemplazando la tradicional cultura de la individualidad y la competición, personal o institucional, por la cultura de la colaboración. 

Colaborar permite desarrollar las capacidades de los integrantes de una red. Supone participar, generar conocimiento compartido y materializar actividades conjuntas. Estudios recientes aconsejan crear estructuras de trabajo y aprendizaje cooperativo entre centros educativos de forma generalizada, ya que queda demostrado que cooperar en redes: 

  • Mejora el rendimiento y la capacidad de cambio frente a la acción individual: 
  • Permite mejores índices de autorregulación individual y de centro. 
  • Aumenta el pensamiento crítico. 
  • Estimula la interdependencia positiva. 
  • Aumenta la motivación y la significación del trabajo de aprendizaje del profesorado. 
  • Mejora el nivel de respeto y valoración de la diversidad de los miembros de las redes. 

Desde Reimagine Education Lab estamos implicados en acompañar y ayudar al desarrollo de diversas redes escolares y centros educativos, y nuestras  prácticas profesionales nos están permitiendo construir un cuerpo organizado de conocimientos y experiencias que relatamos a continuación. Las vamos a dividir en dos bloques: Comprensión y Acompañamiento. 

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

+Conozca los cursos virtuales y registre sus datos AQUÍ

Comprensión 

  • Ante todo, acordamos un concepto preciso del trabajo en red de los centros educativos como una relación formal de asociación o colaboración entre escuelas, organizaciones comunitarias y personas que pretenden crear un enfoque interconectado para enfrentarse a temas educativos significativos.  
  • En realidad, los cambios educativos efectivos se producen cuando diversos centros o redes de profesionales se unen para afrontar situaciones problemáticas y darles respuesta. 
  • En segundo lugar, constatamos que el trabajo en red ayuda al desarrollo del capital social de los centros. Permite que los miembros de la red puedan compartir conocimientos y prácticas educativas que inciden directamente en el desarrollo de las capacidades de personas, equipos y centros. Y, por tanto, afecta de modo positivo tanto individual como colectivamente. 
  • En tercer término, apreciamos el valor importante que tiene la organización de la red. La forma que adopta el despliegue de la red al fomentar la participación para definir el propósito, la acción y la estructura. Los distintos roles y espacios de trabajo colaborativo y la inspiración y dinamización de un liderazgo centrado en la cooperación en red. 
  • En un cuarto punto, identificamos el enfoque del trabajo en red hacia aspectos de mejora de los resultados de aprendizaje, aumento de la calidad educativa, optimización de las condiciones de aprendizaje integral y aumento de los grados de inclusividad. El trabajo en red se focaliza en la dimensión pedagógica de los centros que la componen. 
  • Finalmente, señalamos a la cultura del centro educativo como el elemento clave para reemplazar la cultura de la individualidad. Trabajar en red es otra forma de trabajar dentro de cada centro y entre centros educativos. La manera de funcionar, actuar, dar, recibir y compartir información y trabajar con la cohesión de un equipo único, no es nada fácil. Requiere un cambio de mentalidad y una transformación profunda de la cultura asociativa y de participación. 

El anterior  artículo es tomado de la web deXavier Aragay para visitar el contenido original haga click en el siguiente enlace Los cambios educativos superficiales fracasan: Paso a la colaboración en red 

Foto de Adobe Stock