Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Marcos para las buenas prácticas de enseñanza

Por Hernando Bayona-Rodríguez , Por Luisa Fernanda Urrego Hoyos , Por Natalia Hernández Ascencio
Magisterio
20/06/2017 - 10:30
0
Foto de ANSES. Tomada de Flickr

Palabras claves: marco buena enseñanza, enseñanza eficaz, práctica pedagógica, aprendizaje, calidad educativa.

 

Recientemente ha aumentado de manera especial la atención al quehacer del docente por parte de los gobiernos y en general de la sociedad. Esto se debe sobre todo a la reciente evidencia empírica que muestra que el factor más importante para el aprendizaje de los niños en la escuela es el maestro (Barber y Mourshed, 2008). En las últimas dos décadas ha sido creciente el número de estudios que muestran la importancia que tienen los maestros en el desarrollo de los países gracias a su labor en el aula. Los países con mayor desarrollo tecnológico y económico deben, en gran medida, su éxito a que los maestros han logrado incorporar en sus estudiantes mayores habilidades o capital humano (Barber y Mourshed, 2008; Banco Mundial, 2013).

 

Por lo anterior, se genera el interés por entender cómo aumentar la capacidad de los maestros para lograr un mayor desarrollo del capital humano en sus estudiantes. Aunque no existen fórmulas mágicas para esto, es claro que los maestros requieren contar con un marco referente sobre posibles líneas de acción y mejoramiento de su práctica pedagógica. En este sentido, es relevante conocer los marcos sobre los cuales los maestros desarrollan su labor en el mundo y de esta manera propiciar la discusión sobre qué tipo de marco debería desarrollar Colombia. A continuación, se presenta un breve resumen de marcos para la enseñanza en países como Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Cuba y Chile.

 

+Lea: ¿Qué competencias debe desarrollar el docente-innovador en el siglo XXI?

 

Marco para la enseñanza y marco enseñanza-aprendizaje en Estados Unidos

El marco para la enseñanza se organiza en cuatro dominios (planeación y preparación, ambiente de la clase, instrucción y responsabilidades profesionales) y 22 componentes, cada uno con niveles de desempeño: insatisfactorio, básico, competente y distinguido (Danielson, 2013), allí se identifican y definen las responsabilidades que los docentes deben saber y cumplir en el ejercicio de su profesión, para lograr un mejor aprendizaje en sus estudiantes.

 

El marco de la enseñanza-aprendizaje es otra propuesta implementada en Estados Unidos, la cual se divide en tres dominios: planeación, enseñanza y eficiencia, que incluyen el desarrollo de metas anuales, la planeación de unidades de enseñanza y de los planes de clase, la organización de la clase, la explicación del contenido con claridad y coherencia, la promoción del compromiso de los estudiantes con trabajos académicos desafiantes, la comprobación de la comprensión de los estudiantes, la maximización del tiempo dedicado a la enseñanza y la construcción de un clima de clase propicio, además la evaluación y seguimiento del avance del estudiante y el mejoramiento de la práctica (Hudacsko, 2013).

 

+Lea: La observación de clases como evaluación de desempeño docente

 

Marco de desarrollo y desempeño docente en Australia

Australia, en el año 2008, promovió la excelencia de la enseñanza y el liderazgo escolar, a partir de la implementación de un plan de estudios nacional, la atención nacional para escuelas, la conectividad tecnológica y el establecimiento de estándares profesionales nacionales para profesores y directores, a través de siete plataformas políticas para la promoción de la excelencia docente (James, 2008).

 

Como plataforma principal se estableció el marco de desarrollo y desempeño docente, que incluye categorías como: conocimientos, habilidades prácticas, compromiso profesional de los docentes y además proporciona una estructura para la valoración, desarrollo y mejora de la práctica docente, basada en la retroalimentación regular, apropiada y constructiva y un apoyo significativo. Así mismo, no pretende ser un esquema de cumplimiento y responsabilidad superficial, sino promover la práctica profesional profunda, reflexiva y colaborativa (James, 2008).

 

+Conozca el libro Evaluación del desempeño docente. Fundamentos, modelos e instrumentos

 

ANUNCIO
copia_de_post_facebook_-_magisterio_1.png

Enseñanza, conducta personal y profesional en Reino Unido

Reino Unido cuenta con un marco para la valoración del desempeño docente desde el cumplimiento de estándares y de objetivos establecidos por los docentes que conduzcan a mejorar la educación de los estudiantes y a cumplir con el plan de mejoramiento de la escuela (Matthews, 2010). Los estándares incluyen lineamientos como: que los docentes hagan de la educación de sus estudiantes su primera preocupación, que actúen con honestidad e integridad, que tengan conocimientos sólidos de sus asignaturas y los mantengan actualizados, que sean autocríticos, que forjen relaciones profesionales positivas y que trabajen con los padres en beneficio de sus estudiantes (Matthews, 2010).

 

Adicionalmente, los estándares se clasifican en dos: la enseñanza y la conducta personal y profesional, que incluyen aspectos como: promover el progreso; demostrar buenos conocimientos de la materia y el plan de estudios; planear y dar clases bien estructuradas; adaptar la enseñanza para responder a las fortalezas y necesidades de los estudiantes; hacer un uso preciso y productivo de la evaluación; cumplir con las responsabilidades profesionales; mantener una consideración apropiada de la ética, las políticas y las prácticas en la escuela, teniendo en cuenta su puntualidad, asistencia y comprensión de los reglamentos que establecen sus deberes y responsabilidades profesionales (Matthews, 2010).

 

+Lea: Evaluación de calidad ¿Qué es, cómo, por qué y para qué?

 

El marco de desempeño docente en Cuba

Desde el año 1917, Cuba promueve un sistema para valorar el desempeño docente; en la actualidad, cuenta con un marco dividido en seis dimensiones: dominio de los objetivos, dominio del contenido, uso de métodos y procedimientos metodológicos, medios de enseñanza, clima psicológico en el aula y motivación (Valdés, 2013), donde cada dimensión establece diferentes indicadores.

 

En adición a los seis dominios, también se encuentran dos etapas de la enseñanza: la etapa de ejecución y la etapa de control, en las que el maestro tiene en cuenta la ejecución de las actividades individuales de los estudiantes, en parejas y en grupo; que las actividades sean variadas, diferenciadas y con niveles crecientes de complejidad y que atiendan de forma diferencial a las necesidades y potencialidades de los alumnos en el aspecto individual y de grupo a partir del diagnóstico.

 

En la etapa de control se tiene en cuenta si el docente propicia la ejecución de actividades de control y valoración, por parejas y en colectivo, y si los estudiantes autocontrolan y autovaloran sus tareas. Así mismo, el marco tiene en cuenta si las actividades que planifica el docente contribuyen a garantizar la máxima productividad de cada alumno durante toda la clase y si se aprecia en los estudiantes cuidado de su apariencia personal, hábitos de higiene y orden en el aula (Valdés, 2006).

 

+Conozca el libro Evaluación de competencias profesiónales básicas del docente. Estrategia efectiva

 

El marco para la buena enseñanza (MBE) en Chile

El MBE es el sistema nacional de evaluación de desempeño docente que en la actualidad se implementa en Chile como resultado de un largo proceso de discusión, desde 1998 hasta 2005, entre sindicatos, maestros y gobierno (Assáel y Pávez, 2008). El marco busca incorporar las responsabilidades de los docentes en el desarrollo diario de su quehacer en el aula, la escuela y la comunidad. Este instrumento contribuye al mejoramiento de la enseñanza mediante un itinerario que guía a los docentes, a través de la apropiación de su profesión, a mirarse a sí mismos, evaluar su desempeño y potenciar su desarrollo profesional, con el fin de que sus prácticas sean más efectivas, mejorar la calidad de la educación y fortalecer el reconocimiento social (CPEIP, 2008).

 

El marco reconoce la complejidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje y el contexto en el cual se desarrollan. El MBE cuenta con criterios observables de lo que los docentes deben ser capaces de hacer en el ejercicio de su profesión, los conocimientos, habilidades y competencias que deben dominar en el aula y en la comunidad educativa, así como las responsabilidades en la formación integral de los estudiantes y en su propio desarrollo profesional. Estos criterios identifican las características de una buena enseñanza, sin promover la uniformidad de la práctica docente (CPEIP, 2016).

 

El marco se organiza en cuatro dominios que hacen referencia a los distintos aspectos de la enseñanza durante el ciclo del proceso educativo: la planificación y preparación de la enseñanza; la creación de ambientes propicios para el aprendizaje; la enseñanza para el aprendizaje de todos los estudiantes y las responsabilidades profesionales. Estos dominios se encuentran estructurados jerárquicamente y son definidos por descriptores.

 

Reflexión final

Los marcos analizados en este artículo tienen muchos elementos en común que muestran cómo la profesión docente tiene una gran cantidad de puntos de encuentro. Las experiencias internacionales muestran que es deseable que los maestros elaboren un marco de actuación profesional que oriente y legitime su quehacer en el aula. Estos marcos le dan conexión e identidad a la profesión, a su vez que les permite a los docentes un diálogo fluido entre colegas. Por lo anterior, y teniendo en cuenta la actual coyuntura que atraviesa la profesión docente en Colombia, se considera de enorme importancia revisar cada uno de los elementos que componen los diferentes marcos de enseñanza existente y abrir la discusión sobre el marco que requiere el país. El marco de enseñanza para Colombia debe ser una construcción colectiva de maestros para maestros, que resalte la importación del rol docente en la construcción de la sociedad y que ponga un sello distintivo a la labor de enseñar.

 

Bibliografía

Assáel, J.; Pávez, J. (2008). La construcción e implementación del desempeño docente chileno: Principales tensiones y desafíos. Revista Iberoamericana de evaluación educativa, 42-55.

Barber, M.; Mourshed, M. (2008). Cómo hicieron los sistemas educativos con mejor desempeño del mundo para alcanzar sus objetivos. http://www.oei.es/pdfs/documento_preal41.pdf: Mckinsey & Company. Preal.

Bill & Melinda Gates Foundation (2010). Learning about Teaching. Obtenido de https://www.docs.gatesfoundation.org/Documents/preliminary-findings-rese...

Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP). (2008). Marco parra la Buena Enseñanza. Recuperado el 2 de septiembre de 2016, de Ministerio de Educación de Chile: http://portales.mineduc.cl/usuarios/cpeip/File/Documentos%202011/MBE2008...

Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP). (2016). Proyecto Actualización marco para la buena enseñanza.

Danielson, C. (2013). The Framework for Teaching Evaluation Instrument.

Hudacsko, M. (2013). El proyecto Impacto de las escuelas públicas del distrito de Columbia.

James, M. (2008). Aplicación de sistemas para la evaluación docente en escuelas australianas. Melbourne: Instituto Australiano de la Enseñanza y el Liderazgo Escolar.

Matthews, P. (2010). Estrategías de Acción en México. Cómo la evaluación formativa y la retroalimentación pueden mejorar la enseñanza y elevar los logros académicos de los estudiantes.

Murillo, F. J. (2006). Lecciones aprendidas de la investigación sobre enseñanza eficaz. Revista Red de Posgrados en Educación(4), 8-20.

Valdés , H. (2006). Los docentes en el sistema educativo cubano: análisis de su carrera, desarrollo profesional y evaluación de su desempeño. Santiago de Chile.

Valdés, H. (2013). La evaluación del desempeño profesional de los docentes: perspectivas históricas y desarrollos recientes. 

World Bank (2013) “Building Better Teachers in Latin America and the Caribbean”

 

Foto de ANSES. Tomada de Flickr