Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

Narrando ando: el storytelling como estrategia didáctica

Por José Manuel Pérez Tornero
Magisterio
09/02/2018 - 09:30
0
Foto de Freepik. Tomada de Free Photo

«Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».

Benjamín Franklin

El storytelling, también conocido como el arte de narrar relatos, es tan antiguo como la historia misma de la humanidad. La necesidad de comunicar ideas, transmitir miedos, dar explicaciones a fenómenos incomprendidos o compartir pasiones... llevó a que el hombre empleara las historias. Aunque desde sus orígenes las historias han sido una herramienta para conocer el mundo, formar opiniones e iniciar procesos de reflexión crítica, la aparición de las TIC ha expandido su potencial en el contexto escolar.

Entendiendo el storytelling

El storytelling es el arte y la técnica utilizada para narrar cualquier tipo de relato (Núñez, 2007). Esta práctica ha acompañado al hombre desde sus orígenes y ha sido una herramienta con gran potencial formativo. Los relatos, entendidos como narraciones breves de sucesos ficticios o reales, han ayudado a configurar la manera en que los seres humanos piensan y se comunican. Se caracterizan por tener un inicio, un nudo y un desenlace en las historias que cuentan.

Los relatos —y especialmente, los cuentos— han sido una herramienta de enseñanza por excelencia, ya que han permitido la transferencia de elementos culturales a través de la historia, incluso antes de existir la escritura. Gracias a los relatos, por ejemplo, el hombre ha podido dejar su legado a través de las generaciones.

+Lea: El libro de relatos

Contar relatos es inherente al ser humano (Escalas, 2015). Incluso antes de llegar la escritura, las narraciones eran empleadas para conocer el mundo, dar respuesta a cuestionamientos sobre la vida, la muerte e incluso el «más allá». En la actualidad, el storytelling se emplea para captar la atención del público o la audiencia en diversos campos como el publicitario, empresarial, gubernamental, de entretenimiento y el educativo, entre otros. Escuchar o contar un relato genera asociaciones entre lo que se está escuchando o diciendo con las experiencias previas, activando de esta manera más zonas del cerebro. «No solo se activan las zonas donde se procesa el lenguaje, sino cualquier otra área en nuestro cerebro que usaríamos al experimentar situaciones de la historia» (Wildrich, 2012). Por esta razón, las historias se recuerdan por más tiempo que datos puntuales o mensajes dotados de información aislada, sin contexto.

Otro valor agregado que tiene el storytelling es su gran capacidad para que los destinatarios (sean oyentes, sean lectores), se sientan identificados con aspectos de la historia. Esa empatía permite que el usuario cree sus propios juicios y opiniones, y así pueda argumentar en pro o en contra de lo que se presenta en la narrativa. Es así como, en algunos ámbitos, el storytelling se convierte en una «estrategia para crear nuevas actitudes y necesidades», logrando que los usuarios se identifiquen con marcas, productos o ideologías (Ferradas, 2014).

Tradicionalmente, el storytelling se ha empleado en educación infantil, en el que tanto estudiantes como profesores interactúan en conjunto para reflexionar sobre relatos para descubrir valores ocultos en ellos, reflejar emociones propias, aprender sobre el entorno y las relaciones humanas. Todo ello en un ambiente de diversión y entretenimiento (Fernández, 2010). Esta práctica permite el intercambio de opiniones entre alumnos y docentes, dando cabida a la participación de los educandos en el proceso de construcción de conocimiento, al debate, al diálogo y a la argumentación. Se pueden emplear relatos tanto de autores clásicos como aquellos creados por los mismos profesores o estudiantes.

McDrury y Alterio proponen el uso de esta herramienta dentro del aula de clase con el fin de crear narrativas a través de la interacción con otros alumnos de manera reflexiva, permitiendo el intercambio de ideas y el enriquecimiento personal e intelectual. Un relato adquiere mucho más valor al ser intervenido por los alumnos con reflexiones que surgen a partir de preguntas, con soluciones a problemas específicos y con la puesta en común de diferentes puntos de vista.

En este punto es indispensable considerar los relatos como una «herramienta de comunicación estructurada en una secuencia de acontecimientos, que apela a nuestros sentidos y emociones» (Núñez, 2007). Y es justamente por este valor comunicativo que los relatos dentro del storytelling deben tocar los sentidos, ser entretenidos, suscitar preguntas y llegar a las emociones. Todos estos elementos favorecen el aprendizaje, dándoles a los estudiantes la posibilidad de contextualizar las enseñanzas. El storytelling permite unir ideas sueltas dentro del salón de clase, creando así una temática asociada a un problema, lo que facilita el recuerdo, la asociación y la transferencia de conocimiento.

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

+Conozca el libro Estrategias para desarrollar oralidad, lectura y escritura. Relatos de vida, yo te cuento y tú me cuentas

Un aspecto crucial dentro del storytelling es su carácter interactivo y flexible. El emisor puede modificar su historia según el tipo de reacción que genera (y percibe) en los espectadores con el fin último de mantener su atención (Hamilton, 2005). Aunque la estructura del relato sigue teniendo los mismos componentes esenciales (inicio, nudo, desenlace; junto al tema, trama, argumento y sentido), la creatividad del narrador permitirá alterar el orden de los eventos, emplear estrategias de lenguaje no verbal o cambios en la entonación para mantener al público cautivado.

Referencias

Núñez, A. (2007). ¡Será mejor que lo cuentes! Barcelona: Empresa Activa.

Widrich, L. (29 de noviembre de 2012). The Science of Storytelling: What Listening to a Story Does to Our Brains Our Brains [Mensaje en un blog]. Recuperado de https://blog.bufferapp.com/science-of-storytelling-why-telling-a-story-is-the-most-powerful-way-to-activate-our-brains.

Ferradas, I. (2014). Storytelling: 10 claves y ejemplos. Recuperado del portal NEURADS: http://neurads.com/storytelling-10-claves-y-ejemplos/

Fernández, C. G. (2010). El cuento como recurso didáctico. Innovación y experiencias educativas, (26). Recuperado de http://www.csi-csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_26/CRISTINA_GEMA_FERNANDEZ_SERON_01.pdf

Hamilton, M., & Weiss, M. (2005). The Power of Storytelling in the Classroom. En M. Hamilton, & M. Weiss, Children Tell Stories. Teaching and Using Storytelling in the Classroom. Nueva York: Richard C. Owen Publishers. Recuperado de https://www.rcowen.com/PDFs/CTS Ch 1 for website.pdf

Título tomado del libro: Innovación educativa y Tics. Guía básica. Autor: José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor, de la dirección y la edición. pp. 257-259

Foto de Freepik.  Tomada de Free Photo