Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0

ANUNCIO whatsapp_image_2020-10-26_at_9.04.20_am_1.jpeg

Paisajes fantásticos y seres extraños en la geografía escolar del siglo XIX

Por Kenia Eribel Medina Cabrera , Por Víctor Gómez Gerardo
Magisterio
20/04/2020 - 09:45
0
Foto de Adobe Stock

La geografía fue una de las primeras disciplinas en tener presencia en los establecimientos escolares, ya que la encontramos desde inicios del Siglo XIX. La ubicación espacial, el conocimiento del medio, la cartografía, van a ser algunas de las preocupaciones de los docentes y directivos encargados de fomentar en los alumnos los aprendizajes. En esta investigación en particular nos ocupamos de los libros de texto de geografía de la segunda mitad del Siglo XIX, principalmente los usados en México y en menor medida otros textos utilizados en Centro y Sudamérica. El objetivo de este trabajo es analizar las descripciones que se hacen de escenarios fantásticos en los que habitan seres humanos con características diferentes a los individuos de raza blanca. La pedagogía del siglo XIX recomendaba ampliamente la observación del medio geográfico como método de aprehensión, sin embargo, debemos tener presente que generalmente los niños viajaban poco, por lo que el conocimiento del medio por la observación se reduce a los paisajes cercanos a los alumnos y la narrativa de las lecciones es el medio para conocer otros espacios geográficos.

el contenido de los textos de geografía que se utilizaron en los planteles escolares del Siglo XIX, refleja los prejuicios raciales de la época, haciendo énfasis en la superioridad de la raza blanca.

La geografía tuvo un desarrollo importante a lo largo del siglo XIX, la modernización de los medios de comunicación –ferrocarriles, barcos con mayor autonomía- dieron un impulso al estudio de las condiciones geográficas de diferentes lugares, por otra parte, siguen vigentes mitos sobre la existencia de lugares, animales y seres humanos fantásticos. El libro de texto o manual escolar es la fuente que tenemos a nuestro alcance para descifrar los contenidos, especular sobre los métodos pedagógicos puestos en juego e imaginar las construcciones que elaboraron los alumnos a partir de las lecciones de geografía. Choppin (1992), al definir al manual escolar señala como esta noción ha estado sujeta a una constante evolución y concluye que la palabra manual se utiliza para designar los diferentes tipos de libros escolares. Afirma que el manual es el vehículo mediante el cual un país transmite valores, ideología y contribuye a la identidad del mismo. El manual es finalmente un instrumento pedagógico inscrito en una larga tradición, pero inseparable en su elaboración y en su empleo, de las condiciones y los métodos de enseñanza de su tiempo, los manuales reflejan las tradiciones, las innovaciones y las utopías pedagógicas de una época.

Conozca el curso virtual: Aprendizaje Basado en Proyectos-ABP en la práctica pedagógica

El manual escolar es un instrumento de enseñanza, refleja los contenidos educativos, los objetivos y los métodos pedagógicos de su tiempo. 3 Señala que el manual es el soporte privilegiado del contenido educativo, el depositario del conocimiento y de las técnicas que la sociedad juzga que deben preservarse. Es el espejo en el cual se refleja la imagen que la sociedad quiere dar, revela el estado del conocimiento de cierta época y de los principales aspectos y estereotipos de una sociedad. Igualmente, el manual es el vehículo de un sistema de valores, de una ideología, de una cultura, en definitiva, de la identidad de la nación entera (Choppin, 1992).

Desarrollo

Uno de los primeros textos escolares de geografía utilizado en las escuelas Latinoamericanas fue el Catecismo de Geografía, editado en Londres en 1824 por R. Ackermann. El libro tuvo presencia a lo largo de todo el Siglo XIX, aunque posteriormente se le hicieron adaptaciones para los países americanos. La edición de 1824 es un libro de formato minúsculo de 14 x 8.5 cm., y sólo 93 páginas. El libro contiene 64 capítulos, la mayoría de ellos hacen referencia a las características de los países: límites, aspecto, clima, principales productos, ciudades, a los rasgos de su población, capital, número de habitantes, religión.

El Catecismo de Geografía no contiene alguna ilustración, sólo cuenta al principio con un mapamundi plegable en blanco y negro, con los nombres de los continentes, océanos y algunos países, tiene el título de “Mapamundi o mapa del globo para la inteligencia del Catecismo de Geografía.” Para finales de siglo, el Catecismo de Ackermann se ha actualizado y aparece con el nombre de Compendio Elemental de Geografía Universal y presenta como autor a Guim (1891). En la advertencia encontramos la siguiente información: Se ha incluido relación exacta de las posesiones coloniales de cada pueblo, pues tal asunto apasiona hoy al mundo, y ha dado origen a la guerra entre Francia y China, a las dificultades de la Gran Bretaña con Alemania, al enfriamiento de las relaciones franco-inglesas, a los sucesos de Egipto, y a la crisis de que estuvo á punto de salir la guerra entre España y Alemania. Observamos que uno de los objetivos del libro es informar sobre las posesiones coloniales de las potencias económicas europeas, las cuales han realizado un reparto especialmente de África. Pero, ¿cuál es la imagen que da el texto sobre este continente?

+Conozca los cursos virtuales y registre sus datos AQUÍ

4 Veamos primero el número de páginas dedicadas a los diferentes continentes: América ocupa de la página 67 a 201. Europa de la 202 a 278, se le dedica un capítulo a cada país. Asia de la 279 a 309, se divide de la siguiente manera: descripción general, Turquía asiática, Rusia Asiática, Afganistán y Beluchistán, Persia, Arabia, De la India en General, Indostaní, Indochina, Imperio del Japón, Imperio de la China, Corea. Finalmente, África de la 310 a 321, cuenta con sólo dos capítulos, el primero Descripción general y el segundo Estados africanos, dedicando generalmente una sola pregunta: ¿qué hay que decir sobre este país? Por el número de páginas vemos una desproporción al dedicarle únicamente 12 páginas a África, por otra parte, cuando se hace la descripción general del continente se refiere particularmente al desierto como el principal paisaje presente: P ¿qué singularidad se nota en África? R Los grandes desiertos, privados enteramente de agua y de vegetación, y cuya arena es tan sutil que el viento la levanta en gran cantidad y suele sepultar caravanas enteras.

Esta parte del mundo ofrece los más grandes contrastes de esterilidad y de fecundidad, pues los mismos desiertos inmensos y áridos están sembrados o bordados de terrenos de una fertilidad prodigiosa: la vegetación ostenta un vigor y una magnificencia extraordinaria en todos los parajes húmedos (313).
La imagen que refleja el libro sobre la geografía africana es reduccionista, sólo hace referencia a los descubrimientos y viajes que se realizaron al continente africano en la segunda mitad del Siglo XIX. Para poder apreciar mejor la visión que da el texto sobre las sociedades africanas, regresaremos al principio del texto, al capítulo de geografía política en el cual se hace la siguiente división de los países: P ¿Cómo se llaman los Estados respecto al grado de  civilización? R Se llaman salvajes los que ignoran todo arte de escritura y ciencia y no conocen otra industria que la caza y la pesca: bárbaros ó medio civilizados, los que, poseyendo el arte de escribir, se hallan sin embargo faltos de cierto conjunto de conocimientos y de luces en las artes y en las ciencias; y civilizados los que han ordenado en cuerpo de ciencias sus conocimientos, han perfeccionado sus artes mecánicas, y practican las bellas artes (63).
5 Si el alumno memoriza las definiciones anteriores, estaba listo para elaborar una imagen sobre las características de la población africana: P ¿cuál es la civilización de esta parte del mundo? Los pueblos de esta parte del mundo están todavía sumidos en la barbarie; se hallan en lo interior muchas tribus siempre en guerra, y algunas, según dicen, devoran a sus enemigos; casi todos los soberanos son déspotas crueles, que disponen a su antojo de la vida de sus súbditos. Si se exceptúan los establecimientos formados por los europeos Egipto, Berbería, Abisinia y Nigricia son los únicos países que presentan un principio de civilización (314).

Como ya hemos señalado, el texto de Guim fue una actualización para los países americanos de habla española del libro de Ackermann, el cual fue editado originalmente en Londres, por lo que es comprensible que reproduzca la mentalidad de la principal potencia colonialista de ese momento: Inglaterra. Otro texto que estuvo presente por largo tiempo fue el del francés Cortambert (1876), titulado Elementos de Geografía para el uso de las escuelas primarias y familias. Se trata de un libro de formato muy pequeño, en la portada se señala que fue traducido del francés y adaptado a las escuelas de la América del Sur por César C. Guzmán, quien fue Director de instrucción primaria de los Estados Unidos de Colombia. Sobre las razas humanas encontramos la siguiente caracterización: “Los hombres se mueven y circulan en el globo al modo de las hormigas y el hormiguero. Los hay blancos, amarillos, negros y rojos, y estos colores determinan las diferentes razas” (50). Más adelante narra la forma de vida de diferentes poblaciones de la siguiente manera: Las costumbres y los hábitos de las diferentes poblaciones esparcidas en la tierra son tan variadas como sus apariencias. Alrededor de vosotros estáis observando mil labores, mil condiciones que son desconocidas de los pueblos distantes. Veis que de los diversos habitantes unos se ocupan en labrar la tierra, otros en construir casas, otros en la carpintería; que hay aserradores, picapedreros y comerciantes de todas las cosas que tenemos necesidad para alimentarnos, vestirnos y hasta para divertirnos o recrearnos; que unos se dedican a la pintura, otros a la música; 6 que unos practican el arte sabía de la medicina o se dan al estudio de otras ciencias como la jurisprudencia, la historia, la geografía, la astronomía.

En eso es en lo que se ocupan los pueblos o naciones civilizadas, como los franceses, los alemanes, los americanos, etc. (50). A diferencia de las naciones civilizadas, el autor señala que hay comarcas donde: (…) moran muchos salvajes que no tienen ninguna idea de tales ocupaciones, parcialidades, hordas, tribus que yerran a la ventura por los campos incultos, por las selvas, por las orillas de los ríos y por las costas del mar: que viven de la caza y la pesca y de las frutas que encuentran en los árboles; o bien andan de paraje en paraje apacentando rebaños de ovejas, de cabras u otros animales cuya carne y leche les sirven de alimento (51).

El texto explica a los escolares que este tipo de población se le llaman nómadas, los cuales no se contentan con el producto de sus animales, ya que si descubre a viajeros que atraviesan sus tierras los atacan y roban. Otra descripción de las costumbres de los salvajes es la referida a sus habitaciones, las cuales describen de la siguiente manera: Entrada la noche, o cuando se anuncia el mal tiempo, los salvajes construyen a la ligera una choza de ramas y hojas, o se meten en las cavernas, habitaciones preparadas por la naturaleza entre las rocas, o entierran estacas en el suelo, sobre las cuales extienden pieles de animales o telas toscas, y forman así lo que se llama tiendas. Allí se albergan durante la noche o mientras pasa la tempestad, y disfrutan en esa sencilla estancia de un reposo tan apacible cual si habitas en los más suntuosos palacios, los más soberbios salones (53).

El autor menciona que una de las ventajas de los pueblos civilizados que no tienen los salvajes es el conocer a dios: Los hombres civilizados tienen sin duda muchas ventajas que no tienen los salvajes, y la primera de todas es conocer a Dios, mientras que esos hombres sumidos en la ignorancia adoran a menudo como divinidad a un ave, un león, un 7 tigre, el sol o la luna, u otra cualquier cosa que les cause admiración o temor, pero que no es Dios. No nos envanezcamos, sin embargo, de nuestra civilización; no despreciemos a esos desventurados salvajes, primero porque Dios no quiere que tengamos en menos a nuestros semejantes, y segundo porque esos hombres sencillos nos son en realidad superiores en diferentes cosas (55). Finalizamos la exposición sobre el texto de Cortambert con la siguiente explicación que hace sobre las costumbres: Lo que más nos repugna en las hordas salvajes es la ferocidad de sus costumbres. Esos hombres se hacen a menudo la guerra, y se le ve devorar sus prisioneros y adornar su habitación con los huesos y la caballera de sus enemigos asesinados. Pero también hay cargos que hacer a los hombres civilizados; porque ellos se entregan asimismo a combates crueles, y lo que es todavía más horrible, se hacen frecuentemente cómplices de la barbarie de los pueblos que no están civilizados. Así, codiciosos traficantes blancos van al África a comprar negros prisioneros de guerra de alguna tribu vecina, o los que les son vendidos por sus propios padres; los echan en el fondo de los buques y los llevan a países donde otros blancos los compran, para emplearlos como esclavos en los más recios trabajos. (55) Otro texto utilizado en Centroamérica fue la Geografía de Honduras de Martínez (1919).

En este texto encontramos la siguiente descripción sobre las costumbres de una población a la cual llama Morenos, seguramente referida a la población negra: Es una población pequeña de 184 habitantes y 61 casas, algunas de ellas en estado de ruina y tan miserables que con frecuencia se carece hasta de los alimentos necesarios de la vida. Con pocas excepciones, sus habitantes son todos morenos y poco dados al trabajo, y la agricultura está reducida a unos pocos y pequeños trabajos.

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

La generalidad vive en vagancia a pretexto de que están dedicados a la explotación de hule y zarza, de que suelen traer a la población algunas pequeñas partidas: son muy afectos al licor, desobedientes a la autoridad 8 y propensos al desorden; su estado civil es la poligamia y no llevan registro oficial de ninguna clase, y hay una escuela, a la que concurren 20 niños (117).

Sobre la población indígena señala: Como la poligamia es su verdadero estado civil, han adoptado distintos medios para ejercer el derecho de propiedad sobre la mujer: cuando son niñas de 3 hasta 8 o 9 años, se adquieren por medio del matrimonio como hemos indicado; si son mujeres que no tienen compromiso con ningún hombre, sus padres las venden por vacas o fusiles, al primero que las solicite (118).
Un texto escrito para los escolares mexicanos fue la Geografía de México de Correa (1885). Este autor señala que la enseñanza de la Geografía Universal es amena para los niños, despierta su inteligencia y no precisa esforzar mucho sus facultades intelectuales. Señala que el aprendizaje de la escritura es monótono y son áridos los problemas de aritmética, por lo que deben alternarse con las sencillas y entretenidas lecciones de la Geografía. (III) Nada extraño es por tanto, que la Pedagogía moderna haya colocado el estudio de la Geografía entre los ramos indispensables de instrucción elemental, enseñándose de preferencia en todos los países ilustrados; y natural es también, que en cada nación, se haya procurado difundir entre sus habitantes con la mayor extensión posible su geografía particular (V).

Este libro tiene un solo mapa a color del Distrito Federal con hidrografía, orografía, división política, principales poblaciones, escala. Está organizado como catecismo en forma de preguntas y respuestas. Por ejemplo: ¿A qué se da el nombre de México? Al país que se halla en la parte inferior de la América Septentrional, situado entre las Repúblicas de Norte-América y Guatemala. (1) ¿Qué hay que decir respecto de la vegetación en México? Que la fertilidad de nuestro suelo y la variedad de climas, hace que México posea una vegetación tan rica, variada y exuberante, como la de muy pocos países del globo… (21) 9 Sobre el tipo de población encontramos la siguiente lección: LECCIÓN IV Población, razas y costumbres ¿Cuál es la población de México? Según las últimas estadísticas, es de diez y medio millones de habitantes. ¿Qué razas componen esta población? La europea, compuesta de individuos venidos de Europa y de los descendientes de éstos, nacidos en el país; la indígena y la mezclada. ¿En qué proporciones se calcula que se hallan estas razas? Se calcula que hay dos millones de raza europea, cuatro de indígena y cuatro y medio millones de raza mezclada. ¿Qué puede decirse de los habitantes de raza europea? Que constituyen la parte principal del país, por su civilización, que compite con la de los moradores del viejo Continente, y porque en ellos reside el ejercicio de las profesiones y el elemento vital de los capitales. ¿Qué puede decirse de los individuos de raza mezclada? Que por su inteligencia y por su ilustración, que cada día se difunde más en el país. Muchos individuos de esta raza se han asimilado completamente a los de la raza europea. Ellos son los que ejercen toda clase de oficios y artes mecánicas, y se ocupan en la agricultura, la minería y la industria fabril y manufacturera, haciéndose notar en todos sus trabajos la habilidad e inteligencia de que están dotados. ¿Qué hay que decir respecto de la raza indígena? Que puede considerarse bajo tres grandes divisiones: 1ª la de los indígenas de civilización primitiva, que conservan intactas sus antiguas costumbres y su idioma, viviendo en pueblos apartados, donde solo predomina su raza, consagrados particularmente a la agricultura y manufacturas ordinarias: 2ª la de los indígenas degenerados, cuyas costumbres, idioma y constitución física han degenerado por completo, siendo indolentes, desaseados y de torpe inteligencia; y 3ª la de los indios bárbaros, que son pérfidos, crueles, guerreros constantes, no reconocen a 10 las autoridades y viven del pillaje, infestando particularmente los Estados del Norte (35-36). En este caso vemos como un autor mexicano también está influenciado por los estereotipos euro centristas y da una visión negativa sobre la población indígena.

Otro libro interesante para nuestros objetivos es la Nueva Jeografía Universal de Royo (1873) el cual estaba destinado a los colegios americanos. Sobre los paisajes africanos, la lección señala que dicho continente presenta grandes contrastes en aridez y fecundidad. Los ríos contienen mucha arena de oro. “Se encuentran muchos i mui extensos desiertos estériles, sembrados o rodeados de terrenos de una prodigiosa fertilidad.

En todos los lugares húmedos la vegetación despliega un vigor y una magnificencia estrema…” (328). La población es descrita de la siguiente manera: “Los pueblos de esta parte del mundo están todavía sumergidos en la barbarie: en el interior se hallan tribus que están constantemente en guerra, i algunas, según se dice, devoran a sus enemigos.” (328). CONCLUSIONES El estudio de los textos escolares nos permite conocer los métodos de enseñanza, los objetivos y contenidos, y también podemos especular sobre las construcciones mentales que elaboran los educandos a través de la lectura de los mismos. Los catecismos fueron uno de los modelos más perdurables de textos escolares utilizados en México y Latinoamérica para la enseñanza de la Geografía y otras asignaturas en el nivel elemental. Son textos elaborados en base a preguntas y respuestas, dicho método de aprendizaje fomenta la memorización ya que la intención es que se lea varias ocasiones hasta que el escolar pueda repetir las respuestas. Generalmente el contenido de este tipo de libros es sencillo, se elaboran por encargo a personas reconocidas en el ámbito intelectual, pero sin experiencia en el campo pedagógico.

Otro tipo de texto de Geografía destinados a los escolares, es el que contiene gran cantidad de información. Este tipo de trabajos, realizados en diversas ocasiones por expertos en Geografía, reflejan los avances de la disciplina, sin embargo, al carecer de un método pedagógico de enseñanza, siguieron fomentando la memorización. Se asocia con la enseñanza de la Geografía, el aprendizaje 11 de una gran cantidad de datos estadísticos, por lo cual los textos de este tipo contienen numerosos cuadros llenos de cifras, que seguramente aterrorizaron a los escolares del Siglo XIX. La enseñanza de la geografía en las escuelas mexicanas y latinoamericanas a lo largo del Siglo XIX, tiene como uno de sus objetivos principales el fortalecimiento del sentimiento nacionalista en los escolares.

 A través de los libros de geografía se difunden los ideales de la nacionalidad, y una forma particular es la exaltación de la riqueza natural. Los libros dan una visión idílica sobre el medio físico y los recursos naturales presentes en cada nación. Describen paisajes de gran fertilidad con una gran disponibilidad de recursos naturales. La intención de los textos es fortalecer el sentimiento nacionalista creando una identidad entre la población que comparte un espacio geográfico de gran riqueza. Asimismo, el contenido de los textos de geografía que se utilizaron en los planteles escolares del Siglo XIX, refleja los prejuicios raciales de la época, haciendo énfasis en la superioridad de la raza blanca.

El determinismo geográfico que asigna características físicas, psicológicas y sociales a los habitantes originarios de ciertos lugares y climas, plasma en los textos escolares una visión negativa sobre los mestizos e indígenas americanos y africanos.

Referencias
Ackermann, R. (1824). Catecismo de Geografía. Londres: C. Wood. Castellanos, A. (1998). Nación y racismos. En Alicia Castellanos y Manuel Sandoval (Coords.). Nación, racismo e identidad (pp. 11-36). México: Nuestro Tiempo.
Correa, A. (1885). Geografía de México. México: Imprenta de E. D. Orozco.
Choppin, A. (1992). Les Manuels Scolaires, Histoire et actualité. Paris: Hachette.
Garrido, M. (2000). Introducción. En Claude Lévi-Strauss, Raza y Cultura (pp. 9-31). Madrid: Cátedra.
Guim, J. B. (1891). Compendio Elemental de Geografía Universal. París: Librería de Ch. Bouret. Martínez, E. (1919). Geografía de Honduras. Tegucigalpa: Tipografía Nacional. Royo, J. M. (1873). Nueva Jeografía Universal arreglada para los colegios americanos, Cartagena París, Librería de A. Bouret e hijo

Para leer y conocer más experiencias de investigación educativa consulte: Memoria electrónica del congreso nacional de investigación educativa

Tomado de: Congreso nacional de investigación en educación -COMIE

Foto de Adobe Stock