Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

¿Para qué nos sirve hoy la Enseñanza Para la Comprensión EPC? Pregúntele al profe

Magisterio
02/03/2018 - 11:15
0
Foto de Creativeart. Tomada de Freepik

Agradecemos a nuestros lectores por hacernos llegar sus preguntas sobre la Enseñanza para la Comprensión EPC. Fue un ejercicio gratificante para Yecid Puentes Osma, autor de Organizaciones escolares inteligentes, responder cada uno de estos cuestionamientos.

Los invitamos a acompañarnos el siguiente mes en esta iniciativa; cuya temática será acerca de la Lectura Crítica.  

¿Cuál es la forma correcta de evaluar en la EPC? -  Aura Nelly González Salazar- Maestra  del IED Carlos Albán Holguín

Existen dos componentes principales en el proceso de la evaluación continua en EpC, que tiene su génesis en la evaluación formativa: establecer criterios y brindar retroalimentación.

Los criterios para la evaluación de cada desempeño deben ser:

-  Claros (articulados explícitamente al iniciarse cualquier desempeño de comprensión, a pesar de que pudieran llegar a cambiar durante el curso del desempeño, especialmente si se  trata de algo nuevo para los estudiantes y el maestro).

-  Relevantes (estrechamente ligados a las metas de comprensión de la unidad).

-  Públicos (todo el grupo los conoce y los entiende).

-  La retroalimentación es más productiva si:

-  Se da frecuentemente, desde el principio de la unidad hasta su culminación, conjuntamente con los desempeños de comprensión. Algunas de estas pueden ser formales y planeadas (como aquellas que tienen que  ver con presentaciones); otras pueden ser más informales y casuales (como cuando respondemos a un comentario o pregunta hecha en una discusión de clase.)

-  Proporciona información al estudiante, no solo acerca de qué tan bien lo está haciendo, también es la oportunidad para promover la autoevaluación y determinar cómo podría llegar a mejorarse a futuro.

-  Informa al estudiante acerca de las clases y los temas que siguen.

-  Proviene de una variedad de perspectivas: de la reflexión del estudiante, de un compañero o del maestro.

¿Cuáles son las diferencias entre Hilo Conductor y Tópico Generativo? 

Por una parte, los hilos conductores de la disciplina del conocimiento en cuestión (llamada ordinariamente área o asignatura) son las grandes preguntas explícitas y públicas que guían el trabajo disciplinar a largo plazo y que describen las comprensiones más importantes que los estudiantes deben desarrollar. Son útiles para mostrarles el amplio horizonte que guiará su trabajo, para representar los puntos fundamentales de la disciplina y para captar la esencia del curso en su totalidad. Son preguntas genuinas, profundas, que no se podrían contestar con un sí o un no. Algunos ejemplos podrían ser:

¿Cómo se construyen las teorías? 

¿Qué es hacer ciencia? 

¿Cómo podemos utilizar lo que sabemos para entender lo que no sabemos?

¿Cómo las metáforas afectan la forma como vemos el mundo?

¿Cómo el arte nos permite conocer el mundo?

¿Cómo las condiciones físicas de un lugar afectan una cultura?

ANUNCIO
banner_magisterio_336x280_1.jpg

¿Cómo sabemos quiénes somos? 

¿Cómo funcionan las cosas?

¿Cómo podemos demostrar lo que sentimos y pensamos?

¿Qué  convence  a  la gente para que cambie sus opiniones?

¿Cuál es la verdad?

¿Cómo hacemos para saber si lo que pasó si pasó? 

Por otra parte, los Tópicos Generativos (también llamados generadores) son ideas, conceptos, temas y/o hechos centrales o fundamentales que van a la esencia de las disciplinas. Son interesantes y accesibles a los estudiantes e, idealmente, son la pasión del maestro. Tienen dos cualidades: siempre pueden ser explorados a mayor profundidad y contamos con recursos variados para ser estudiados con los medios disponibles. Los tópicos trascienden los llamados temas en los currículos convencionales pues estos últimos tienden a ser superficiales y desconectados entre sí. He aquí algunos ejemplos de tópicos utilizados por maestros en diferentes disciplinas:

-  Alimento. Desastres Naturales. Insectos. Progreso. Amistad. Justicia. Amor.  Libertad. Autoridad. Equilibrio.

-  Máquinas. Suerte. Basura. Esclavitud. Mascotas.    Supervivencia. Belleza. Espejos.  Mi familia.  Cambio.  Gueerra. Patrones. Vida. Circos.  Hambrunas.  Plagas.

-  Yo.  Crecer.  Cuentos.  Identidad. Probabilidad.                                                                                

¿Qué diferencia existe entre EPC y el enfoque basado en proyectos? - Wilson Jiménez. Gimnasio Los Caobos

El enfoque de EpC concibe los proyectos como resultados, digamos, naturales del proceso de la comprensión. Los proyectos se diseñan desde el inicio de la intervención del profesor y no “surgen” en el camino. Hay muy pocos profesores preparados en este país para trabajar en lo que se conoce como “currículo emergente” como es el caso de la pedagogía de Reggio Emilia, por ejemplo: proyectos que surgen del interés de los niños. Aunque es una pedagogía interesante, por supuesto. Lo que sucede, en mi criterio es que, en ocasiones, la innovación a ultranza no permite que se capaciten los profesores y se les pide que hagan cosas para las que no están preparados. En EpC hay un diseño de la intervención del maestro en momentos muy elaborados, muy pensados y diseñados cuidadosamente: la exploración del tópico, la investigación guiada y los proyectos que se llaman de síntesis, es decir que buscan que, a través de ellos, los estudiantes puedan demostrar sus comprensiones, a sí mismos y a su comunidad. No estoy seguro de que todas estas condiciones las tengan las pedagogías basadas en proyectos, aunque si se enmarcan en lo descrito anteriormente, se podría concluir que la mejor pedagogía basada en proyectos se llama Enseñanza para la Comprensión.

¿Qué valor tiene la EPC en un mundo que está cambiando tan rápidamente y que está saturado de información? - Violeta Valenciano. 

Creo que la respuesta se aloja en la pregunta: pareciera que el estar rodeados de información nos imposibilita ver el cambio que sucede tan rápidamente. En educación, a duras penas y con mucho esfuerzo, el profesor alcanza a desentrañar algo de la información, es decir de los contenidos. Ante este panorama, la Enseñanza para la Comprensión brinda una salida muy pensada: las Dimensiones de la Comprensión. El profesor debe plantear en sus metas cuatro elementos claves: los contenidos mismos, pero, también, los métodos inherentes a cada disciplina, sus propósitos y las formas de comunicación en que se expresan las comprensiones construidas por el alumno en cada una de las disciplinas del conocimiento.

¿Cómo plantear una clase según el modelo de EPC? - Doris Teresa Dávila. Colegio Técnico Municipal Francisco de Paula Santander

La ruta de la planeación sería, a grandes rasgos, así: En primera instancia, los profesores, por áreas (que en este enfoque llamamos disciplinas del conocimiento) se ponen de acuerdo en las grandes preguntas que quieren plantear a sus alumnos. Para ello se valen de estándares internacionales y documentos como bancos de logros, lineamientos curriculares, necesidades locales, etc. Luego definen los tópicos generativos por periodos de tiempo y por grado. Después, de manera individual y teniendo en cuenta los acuerdos hechos en cada disciplina, el maestro inicia el proceso de diseñar las unidades didácticas a trabajar en un año escolar, para cada grado a su cargo. Allí define las metas que quiere lograr y diseña cuidadosamente los desempeños que, bajo su tutela, realizarán los alumnos en clase en tres momentos a través de, digamos, un bimestre, en el caso colombiano: la exploración del tópico, la etapa guiada y el proyecto final de síntesis. Así mismo, propone las herramientas y los criterios que primarán en el trabajo y da retroalimentación continua a los estudiantes durante todo el proceso. 

+Conoza el libro  Organizaciones escolares inteligentes.  Autor: Yecid Puentes Osma

Yecid Puentes Osma es licenciado en Filología e Idiomas de la Universidad Nacional de Colombia. Es especialista en Gerencia Educativa de la Universidad de San Buenaventura, especialista en Colegios de Calidad del Instituto William Glasser de California y especialista en Terapia por esta misma institución. Se ha desempeñado por 38 años como docente, coordinador, vicerrector y rector de prestigiosas instituciones de educación en Colombia y el Ecuador. Ha trabajado como profesor de idiomas, diseñador y administrador de currículos escolares, coordinador de programas de enseñanza primaria para el Bachillerato Internacional y asesor de programas de desarrollo profesional, formación docente y competencias organizacionales. Ha sido columnista para El Nuevo Siglo en Colombia y ha publicado artículos en revistas y memorias especializadas; así mismo, ha sido tallerista y ponente en congresos nacionales e internacionales de Pedagogía. A través de FUNDACÍES, la Fundación Centro de Investigación Educativa y Social trabajó como profesor en programas de formación de docentes, tradujo materiales relacionados con la teoría de Inteligencias Múltiples y el enfoque de Enseñanza para la Comprensión. Así mismo, se desempeñó durante 8 años como docente-tutor en Wide, la plataforma en línea del Proyecto Zero de la Universidad de Harvard. Es autor de Organizaciones Escolares Inteligentes, cuya quinta edición acaba de publicar la editorial colombiana Magisterio.

Foto de creativeart. Tomada de Freepik