Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
peter_banner_mag_3_0.jpg

¿Por qué el pensamiento computacional debería ser un tema educativo principal?

Magisterio
17/06/2019 - 10:00
0
Foto de Pixabay

La magia está en optimizar cómo el proceso, el computador y el conocimiento humano se pueden juntar para resolver problemas cada vez más difíciles.

El pensamiento computacional es crucial en la sociedad actual, sin embargo, está ausente en gran parte del currículo escolar. ¿Qué es, cómo debe ser incorporado y es importante para el propósito general de la educación?

Lo que es único sobre el pensamiento computacional es el inmenso poder de la computación moderna. Se trata de un conjunto de metodologías muy definitivas, un sistema para obtener respuestas de las preguntas, que gana rápidamente poder y aplicabilidad cada año. Desde mediados del siglo 20, el aumento de la computación mecanizada ha sido, probablemente, el mayor impulsor subyacente del progreso humano, y hay mucho más de ello por venir.

¿Pero, qué es?

En resumen, cabe aclarar que se trata de un proceso cíclico de resolución de problemas en cuatro pasos, en el primer paso se definen las preguntas; para así, en el segundo paso, convertir dichas preguntas a una forma abstracta lista para "computación"; de este modo, en el tercer paso, aplicarán para obtener una respuesta; y una vez realizado esto, en el cuarto paso, necesitará interpretar en una respuesta real y humana para la pregunta que había sido definida originalmente. Y si la respuesta que se obtiene no es la adecuada, entonces es necesario repetir el ciclo hasta que así sea.

El punto principal de la educación de pensamiento computacional debería ser capacitar a todos para que creativa e inteligentemente impulsen esta poderosa herramienta de computación, con la maquinaria esencial de los computadores, como un enfoque clave para las ideas, desafíos y oportunidades que enfrentan. Cuanto más amplio e instintivo se vuelva su uso, mejor.

El objetivo de la asignatura general de la matemática del mañana no puede ser adquirir primariamente experiencia en la aplicación descontextualizada y no computarizada del proceso computacional. ¿Por qué? Porque esto es muy diferente a las necesidades del enfoque experimental y acelerado de hoy en día para problemas reales y desordenados que solo se pueden resolver con un computador.

¿Dónde están las matemáticas en todo esto? ¿No debería ser la asignatura del "pensamiento computacional"? Sí, pero tanto en el contenido del currículum como en la marca (las aplicaciones de las matemáticas raramente están marcadas con la palabra m), no está satisfaciendo ni remotamente las necesidades del mundo real. El enfoque de la educación matemática de enseñar cómo hacer cálculos a mano podría haber tenido sentido cuando ese era el punto clave de la aplicación de las matemáticas en la vida: porque si no se podía hacer el cálculo, no se podían usar las matemáticas o el pensamiento computacional.

Hoy en día, son los otros tres pasos del proceso de pensamiento computacional los que más necesitan del conocimiento humano. El objetivo de la asignatura general de la matemática del mañana no puede ser adquirir primariamente experiencia en la aplicación descontextualizada y no computarizada del proceso computacional. ¿Por qué? Porque esto es muy diferente a las necesidades del enfoque experimental y acelerado de hoy en día para problemas reales y desordenados que solo se pueden resolver con un computador.

Paradójicamente, este último requiere cualidades humanas más ricas de creatividad y comprensión conceptual y debe ser el principal objetivo educativo; la magia está en optimizar cómo el proceso, el computador y el conocimiento humano se pueden juntar para resolver problemas cada vez más difíciles.

La codificación, al igual que las matemáticas del mundo real, se basa en el pensamiento computacional, pero una vez más, no es el mismo tema o una ruta completa hacia él. Se necesita pensamiento computacional para descubrir cómo extraer los problemas para codificar y hacer que el computador haga lo que se desea, pero la codificación es el arte de instruir a un computador sobre qué hacer; es la experiencia necesaria para ser el administrador sofisticado de su tecnología informática que incluye un lenguaje de codificación sensato, o varios, para el computador.

¿Deben adaptarse otras materias escolares?

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

El pensamiento computacional es aplicable en un rango muy amplio. Es una manera particular de pensar que es altamente efectiva para resolver problemas. Ya sea en diseño (‘‘cómo puedo diseñar un sistema de riego eficiente’’), o en historia (‘‘¿cuál fue el mensaje clave que entregó el discurso inaugural de cada presidente?’’), o geografía (‘‘¿cuál será la población de mi país dentro de 50 años?’’), todas las asignaturas deberían incluir un enfoque de pensamiento global.

Una pregunta práctica importante es: ¿puede suceder eso sin una asignatura educativa principal del pensamiento computacional?

Mucha discusión en Estados Unidos parece suponer que sí, pero no lo creo, al menos no a nivel escolar. Esto se debe a que el enfoque de pensamiento computacional necesita conocimiento de lo que es posible, la experiencia de cómo puede ser aplicado y el conocimiento de la maquinaria actual (conceptos y herramientas) para realizarlo. No creo que solo se pueda aprender esto en otras materias, es necesario que haya un anclaje donde se puedan fomentar estos elementos básicos de los tiempos modernos (aprendidos de una manera contextualizada).

Este es un cambio profundo, no uno que los maestros puedan influir por sí solos.

Políticamente, hay dos formas principales de lograrlo: introducir una nueva asignatura principal o transformar una existente. Es una gran tarea, con la codificación recién creada o las matemáticas de larga tradición como los únicos posibles contendientes escolares existentes para la ruta de transformación.

Las matemáticas, por supuesto, son un tema ubicuo, con recursos suficientes, ocupa una gran parte del plan de estudios. Pero la asignatura de hoy es difícil de reformar tan dramáticamente, además de no favorecerse de su nombre cada vez más tóxico. La codificación es como el recién llegado: demasiado limitado, no está completamente establecido y con mucho menos tiempo o dinero, pero con el fervor de ir a nuevos lugares.

No cometer errores. Cualquiera que sea la política o la denominación, quien gane o pierda, algún día la asignatura principal y ubicua que describo surgirá en el espacio. Los primeros países, regiones, o escuelas que administren este nuevo núcleo y su aplicación intercurricular ganarán. Y será una gran victoria.

El anterior  artículo es tomado de la web https://www.compartirpalabramaestra.org/para visitar el contenido original haga click en el siguiente enlace: https://www.compartirpalabramaestra.org/actualidad/articulos-informativos/por-que-el-pensamiento-computacional-deberia-ser-un-tema-educativo-principal

Foto de Pixabay