Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_4.png

Preguntas para darle sentido a la escuela

Por Bruno Iriarte
Magisterio
20/10/2017 - 14:15
0
Foto de Freepik. Tomada de Free Photo

Cuando intentas rastrear el origen de la escuela, puede que termines muy lejos en el tiempo, quizás hasta cuatro mil años en el pasado, sin embargo, aquella escuela no tenía nada que ver con lo que hoy en día es la escuela. En todo caso, si quieres asemejarte a la actual escuela deberías venirte a Prusia en el siglo XVIII, en donde encontrarás el origen de esta institución tal como la conocemos actualmente. Verás que desde entonces hasta hoy, salvo algunas excepciones, la escuela pública es básicamente lo mismo que entonces.

El sistema educativo prusiano nació como una respuesta del incipiente Estado-Nación a la necesidad de alistar jóvenes para enfrentar el mundo adulto desde una fábrica, el ejército o el ámbito profesional. Según el modelo prusiano, los chicos en la escuela aprenderían conocimientos básicos que les permitirían desarrollarse como adultos bajo un manto protector del Estado, el cual les inculcaría el ser nacional, plagado de valores y creencias particulares. Ahora bueno, si te suenan familiares estas características de la escuela prusiana, es porque la escuela a la que van nuestros hijos es prácticamente la misma que entonces.

+Lea: ¿Qué no es necesario enseñar hoy día en la escuela?

Me pregunto: ¿Creemos que las sociedades son las mismas y que no han evolucionado desde el siglo XVIII? Si la respuesta es negativa, ¿por qué la escuela sigue siendo la misma? En este intento por desentrañar a la escuela como la dueña exclusiva de los derechos para brindar educación a los chicos, por qué no empezamos por preguntarnos si en el mundo actual es necesaria la escuela o para qué seguimos confiándole a esta institución, que apenas se modificó en trescientos años, la potestad para educar a nuestros hijos.

Es cierto que algunos podrán decir que la escuela, como muchas otras instituciones estatales no necesita reformarse desde cero, pero entonces, ¿por qué es cada vez más ineficiente en la concreción de sus objetivos y por qué a otras instituciones públicas les pasa lo mismo?

Así, y sin adentrarnos en las demás instituciones porque de educación hablamos, con @lakombicholulteca hemos recorrido hasta ahora 54 proyectos educativos (usamos ese término ya que como primera conclusión entendimos que no necesariamente la educación le pertenece a la escuela) que están buscando con mayor o menor éxito un camino alternativo, cuestionando en todo o en partes lo que en educación viene dado desde el siglo XVIII en Prusia.

ANUNCIO
copia_de_post_facebook_-_magisterio_1.png

+Lea: La innovación en la escuela

En fin, para nosotros sería muy prematuro llegar a más conclusiones, pero quisimos escribir este artículo, casi que en crudo, para sumarnos al planteo de la imperiosa necesidad de discutir a la escuela, en todo y en partes, cuestionando su actual necesidad y utilidad. Permitiéndonos entonces alcanzar metas que sean más concretas y transformadoras que las recientes y actuales reformas educativas panfletarias, y que sobre todo pongan como eje el desarrollo en libertad de los maestros y de los estudiantes.

Bruno Iriarte.  Docente a bordo de @lakombicholulteca que junto a Annaid Rodríguez recorren América Latina, buscando experiencias de educación no tradicional para reflexionar acerca de la escuela que queremos. Actualmente en Argentina.

Foto de Freepik. Tomada de Free Photo

 

ANUNCIO
banner_728_x_90_4.png
ANUNCIO