Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
magisterio_bruno_kombi_cholulteca.png

¿Qué es inclusión?

Magisterio
12/12/2019 - 11:15
0
Foto de Adobe Stock

Todos los niños y jóvenes excluidos de las escuelas regulares debido a diferencias de aprendizaje percibidas y diferencias de lenguaje, culturales, raciales, de clase, religiosas o de comportamiento, son el foco del término “inclusión”. Muchos de estos niños y jóvenes son segregados o excluidos porque se percibe que desafían las estrategias curriculares, de administración y control del aula y de la escuela regular. 

El Marco de Acción de Salamanca (UNESCO 1994), la Convención de los Derechos del Niño de la ONU (1989) y las Reglas Estándar sobre la Igualdad de Oportunidades para Personas con Discapacidad de la ONU (1993) han creado una cultura global a favor de la inclusión al argumentar que todas las formas de segregación son éticamente inaceptables. 

El facilitar a todos los niños el acceso a las posibilidades de lograr su potencial, desarrollar sus talentos y contribuir con lo que tienen que dar al mundo, requiere prácticas inclusivas.

La inclusión puede ser muchas cosas. Es un constructo de los tiempos en que vivimos y como tal es una ideología actual, políticamente correcta, hacia la cual hay una progresión explícita en organizaciones e instituciones educacionales a nivel nacional e internacional. Esto se basa en la necesidad humana básica de aceptar diversas culturas y grupos religiosos, étnicos y con diferentes enfoques y talentos, que deriva en una sociedad cohesiva, democrática y educada. La inclusión es un proceso creativo, que se desarrolla a través de la práctica educativa y la participación diversa en todos los aspectos dinámicos de la vida social y educacional. Significa que la escolaridad, que es parte del proceso educativo de nuestra cultura, si ha de tornarse completamente inclusiva, necesita hacerse más flexible en términos de ampliar el acceso, la diversidad y las opciones en el currículo. El facilitar a todos los niños el acceso a las posibilidades de lograr su potencial, desarrollar sus talentos y contribuir con lo que tienen que dar al mundo, requiere prácticas inclusivas. Las restricciones o limitaciones de cualquier tipo sobre la curiosidad natural y la avidez por aprender que todos poseen desde el nacimiento, cuando se dan en la vida temprana, a menudo afectan las percepciones y actitudes a lo largo de toda la vida. Al decir restricciones nos referimos a los contactos limitados que muchos niños experimentan en su interacción con pares y otros en escuelas y comunidades segregadas. Las escuelas especiales para un pequeño porcentaje de nuestros niños los benefician educativamente en términos de enseñanza más intensiva y especializada, currículo diferente e interacción con un pequeño grupo selecto de pares. Aunque aquí existe siempre la necesidad de que este tipo de escuela sea selectiva al aceptar alumnos y al establecer sus prioridades de enseñanza/aprendizaje, y que también desarrolle prácticas inclusivas. 

+Lea: Los estudiantes con necesidades educativas especiales: incluidos o excluidos

ANUNCIO
revista_magisterio.jpg

Título tomado del libro: Inclusión educacional como Investigación-Acción. Autor: Christine o’Hanlon. pp. 27-28 

Foto de Adobe Stock