Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

¿Qué es la evaluación auténtica de desempeño?

Por Gloria Inostroza de Celis , Por Segundo Sepúlveda Silva
Magisterio
21/06/2018 - 11:45
0
Foto de jcomp. Tomada de Freepik

Sobre la base de los principios teóricos del cognitivismo concebimos la evaluación auténtica centrada en una actividad evaluativa del desempeño y como una práctica de autorregulación por parte de los actores del proceso de enseñanza y aprendizaje; en consecuencia, como el motor de la mediación, en tanto debe regular la articulación entre la enseñanza, los contenidos, competencias u otras informaciones, y las prácticas metacognitivas ejecutadas por el estudiante, con el propósito de alcanzar la Zona de Desarrollo Próximo (ZDP). Se enfatiza la noción de autorregulación por la necesidad de que el estudiante construya un buen sistema de “monitoreo” de su propio proceso de aprendizaje, que le posibilite formarse como una persona capaz de aprender a lo largo de la vida.

Bajo esta perspectiva, el rol del docente que lidera o guía las situaciones didácticas corresponde al de un mediador y favorecedor del desarrollo de experiencias de aprendizajes.

Esto significa que el docente tendrá que tener herramientas que posibiliten generar interacciones de aprendizaje. Tan importante como mediar adecuadamente para facilitar la construcción de aprendizajes significativos, es mediar la capacidad de generalización del aprendizaje, para que este adquiera real valor al trascender a la situación que lo provocó. Nos referimos a generalizar hacia otras áreas de la vida, más allá de lo escolar o académico, transfiriendo estas habilidades a nivel social. Aquí se pone de relieve el concepto de “andamiaje” propuesto por Bruner (1985), cuando el estudiante establece relaciones entre una situación dada y otras de la vida diaria, donde lo aprendido es aplicable. Así, poco a poco el estudiante se verá enfrentado a experiencias de aprendizajes a través de las cuales irá aprendiendo a recoger datos, a explorar, a seleccionar información, a distinguir lo relevante de lo irrelevante, a definir problemas, a plantearse hipótesis, a tener estrategias para verificarlas, a tener modalidades de comunicación para exponer sus aprendizajes.

La evaluación auténtica del desempeño debe cumplir dos funciones fundamentales:

»» ajustar la mediación pedagógica a las características de cada estudiante a través de sucesivas regulaciones del proceso, y,

»» determinar el grado o nivel en que se han conseguido las intenciones educativas.

En otras palabras, la evaluación debe ayudar a los estudiantes a estrechar la brecha entre el aprendizaje actual y el deseado. Para que esto sea posible, el estudiante debe comprender la meta o nivel de desempeño que se espera de él.

Todo proceso de evaluación requiere de una planificación. Esto implica que el docente en el momento de formular un plan de evaluación planeará:


»» qué evaluará,
»» a quién evaluará,
»» para quién evaluará,
»» por qué evaluará,
»» cómo evaluará, y,
»» cuándo evaluará,

ANUNCIO
banner_formacion_web_336x280_1.png


Título tomado del libro: La evaluación auténtica. Autores: Gloria Inostroza de Celis, Ph. D. Segundo Sepúlveda Silva, Mg. pp. 33-34

Foto de jcomp. Tomada de Freepik