Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_infancia.png

¿Qué es una competencia?

Magisterio
12/02/2020 - 12:15
0
Foto de Adobe Stock

En primer lugar, es necesario aclarar que el término competencia no se refiere a una “palabra de moda”, no corresponde, como se ha pretendido desde el sector educativo, a un enfoque que pertenece estrictamente al ámbito laboral. Por ello es necesario contextualizar el concepto teniendo en cuenta los conocimientos, aptitudes, actitudes y personalidad; así, se puede afirmar que competencia es la forma como una persona utiliza todos sus recursos personales, ya sean habilidades, conocimientos o experiencias, para resolver de forma adecuada una tarea en un contexto definido; la competencia se manifiesta y se adquiere de forma diferente según el contexto y los aprendizajes. 

Es decir que, además de permitir un aprendizaje de conocimientos, facilita a los estudiantes la aplicación de los mismos en un contexto real, comprendiendo lo estudiado y teniendo la capacidad de integrar los distintos aprendizajes, ponerlos en relación y utilizarlos de manera práctica en las posibles situaciones o contextos que deban enfrentar. 

Es en este sentido que Frade (2009) expresa que la competencia es un conjunto de conocimientos que, al ser utilizados mediante habilidades de pensamiento en distintas situaciones, genera diferentes destrezas en la resolución de los problemas de la vida y su transformación. De la misma forma, Mastache (2001) afirma que las competencias son el conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes, valores, creencias y principios que se ponen en juego para resolver los problemas y situaciones que emergen en un momento histórico determinado, el que le toca vivir al sujeto que interactúa en el ambiente. 

Las competencias son capacidades que la persona desarrolla en forma gradual y a lo largo de todo el proceso educativo; son evaluadas en diferentes etapas, por ejemplo, además de las habilidades básicas, en la etapa escolar brindan al estudiante la capacidad de captar el mundo circundante, ordenar sus impresiones, comprender las relaciones entre los hechos que observa y actuar en consecuencia. Para que ello se cumpla no se necesita una memorización sin sentido de asignaturas paralelas, ni siquiera la adquisición de habilidades relativamente mecánicas, sino de saberes transversales susceptibles de ser actualizados en la vida cotidiana, que se manifiesten en la capacidad de resolución de problemas diferentes de los presentados en el aula escolar. No solo transmiten saberes y destrezas manuales, sino que buscan contemplar los aspectos culturales, sociales y actitudinales que tienen que ver con las capacidades de las personas. 

SaberSerHacer 

Las competencias se refieren a las capacidades complejas, las cuales a su vez poseen distintos grados de integración y se expresan en una gran variedad de situaciones propias de los diversos ámbitos de la vida personal y social. Son expresiones de los distintos grados de participación activa y desarrollo personal en los procesos sociales. El concepto de competencia pone el acento en los resultados del aprendizaje, en lo que el niño o niña es capaz de hacer al término del proceso educativo y en los procedimientos que le permiten continuar aprendiendo de forma autónoma a lo largo de la vida; capacidades que incluyen conocimientos, actitudes y destrezas que se logran mediante procesos de aprendizaje y se manifiestan en el desempeño dentro de situaciones y contextos diversos. 

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

El marco conceptual expuesto se impone sobre la literatura que trata el tema desde la perspectiva de la gestión empresarial o el campo laboral, en los cuales se entiende las competencias como estados relacionados con aptitudes, intereses y rasgos definidos por los superiores de una persona que se desempeñará en un puesto determinado. 

Lo que se plantea es una respuesta a la nueva demanda de la sociedad actual en materia educativa. Una educación que, antes de enfocarse en la pura adquisición de conocimientos, se orienta al desarrollo de destrezas y habilidades que resulten útiles a la hora de desenvolverse de manera autónoma en la vida diaria. Es decir que, además de permitir un aprendizaje de conocimientos, facilita a los estudiantes la aplicación de los mismos en un contexto real, comprendiendo lo estudiado y teniendo la capacidad de integrar los distintos aprendizajes, ponerlos en relación y utilizarlos de manera práctica en las posibles situaciones o contextos que deban enfrentar. 

Título tomado del libro: Saber -saber Ciudadanía. Autor: Wilson Aldana León. pp. 10-12 

Foto de Adobe Stock