Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_30_julio.png

¿Qué nos dice Tales sobre Dios y el mundo?

Magisterio
13/11/2019 - 15:00
0
By Freepik

Tales dice que Dios es la inteligencia del mundo y que el todo es animado y está a la vez lleno de dioses y que una fuerza divina penetra lo húmedo elemental y lo mueve. (R.P. 14, en Marías, J.: La filosofía en sus textos, vol. 1, ed. Labor, S.A., Barcelona, 1963, p. 22). 

Comprensión 

En este texto del primer filósofo griego se nos dice que Dios es la inteligencia del mundo, es decir, el pensamiento. Nosotros, los humanos, en la medida en que pensamos, formaríamos parte de la divinidad. La filosofía, como ejercicio del pensamiento, también sería algo divino. 

 “el todo es animado”, es decir que el universo, todo cuanto hay, tiene vida, que la vida es parte del mundo y el pensamiento parte de la vida.

Si Dios es el pensamiento del mundo y el pensamiento es algo que se da a través de los humanos, de la historia, quiere decir que Dios se va haciendo en nuestro pensamiento, en la medida en que pensemos. 

Dice también que “el todo es animado”, es decir que el universo, todo cuanto hay, tiene vida, que la vida es parte del mundo y el pensamiento parte de la vida. Cuando nos dice que “todo está lleno de dioses” quiere decir que lo divino no está en otro mundo, sino aquí, en el único mundo existente. 

+Lea: ¿Qué puede aportar la práctica filosófica a la educación?

La fuerza divina mueve la materia, “lo húmedo elemental”

Para comprender este pensamiento imaginemos el cuerpo humano, el propio cuerpo. Hay algo material, que podemos tocar y sentir y tenemos un pensamiento con el que estamos ahora reflexionando. Ese pensamiento sale del cuerpo, como resultado de su compleja organización. En nosotros, cuerpo y pensamiento están entrelazados y no se les puede separar. Ahora veamos el mundo entero como un cuerpo y el pensamiento como el producto de su organización. Nosotros seríamos el lugar donde el mundo se piensa a sí mismo. 

Imaginemos al sabio Tales en las costas de Jonia, sobre el fondo de un mar esmeralda o contemplando el cielo estrellado en las límpidas noches de Grecia. También podemos visualizarlo en la plaza pública de Mileto conversando con sus conciudadanos. No olvidemos que la filosofía nació junto a la democracia que, aunque imperfecta, permitió a los griegos discutir y pensar con libertad. 

Dicen que Tales se cayó a un pozo por mirar las estrellas, pero que gracias a sus observaciones pudo predecir una estación seca; esta predicción le llevó a guardar provisiones y a paliar los efectos de una mala cosecha. Estas anécdotas quieren mostrar, por un lado, la aparente inutilidad de la filosofía y, por otro, su gran eficacia incluso en asuntos prácticos. Es filósofo el que sabe vivir bien, el que mejor capacitado está para ser feliz y para afrontar las adversidades. 

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

El primer filósofo fue lacónico, pero dijo algo fundamental que después otros han repetido: que lo múltiple y cambiante se reduce a algo uno e inmóvil. El nombre de ese origen no importa, sino la preocupación. 

Pensando y haciendo 

1) Haz un dibujo donde se vea el mundo y Dios. 

2) Escribe una redacción comparando el mundo y Dios y el cuerpo humano y el pensamiento. 

3) ¿Qué otras posibilidades hay de entender la relación entre estas realidades? Explícalas y haz dibujos de las mismas. 

4) Si Dios es parte del mundo y de nosotros mismos, ¿qué consecuencias podemos derivar? 

+Lea: Por una filosofía para vivir mejor

Título tomado del libro: Filosofía para vivir mejor: los más bellos textos para eflexionar. Autor: Domingo Araya. pp. 11-13 

Foto de Freepik

 

Más sobre el tema que está leyendo