Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

¿Qué quiere decir que la educación es la salida?

Magisterio
05/10/2017 - 10:30
0
Foto de creativeart. Tomada de Freepik

​ Vamos por partes: primero, la educación no tiene mucho que ver con lo que miden las pruebas Pisa o Saber (eso lo argumentaremos luego). La educación tiene que ver más bien con las prácticas que instaura la sociedad para conseguir transformaciones culturales orientadas a lograr asuntos como los siguientes:

 

  1. Satisfacciones de los asociados, esto es, de todos.
  2. Seguridad social, individual, corporativa, etc.
  3. Posibilidades de realización individual y colectiva.

 

Y cada uno de estos asuntos se pueden detallar más y más. Y eso es lo que haremos.

 

Si nos encontramos con que en el país existe cada día más corrupción, tenemos elementos para dudar de la calidad de la educación.

ANUNCIO
banner_magisterio_336x280_1.jpg

 

Si corroboramos que la impunidad es alarmante y tan corriente que ni siquiera nos sorprende, hay elementos para dudar de la calidad de la educación.

 

Si constatamos que día a día tanto la desigualdad como la inequidad son mayores en el país, pero que lo que sucede se ve como asuntos lógicos y naturales, hay elementos para dudar de la calidad de la educación.

 

+Lea: ¿De qué hablamos cuando hablamos de calidad de la educación?

 

Si ya se ha claudicado frente a la posibilidad de estar informados sin mentiras ni ocultamientos y se sabe que están mintiendo y que hay tergiversaciones y que frente a ello, no pasa nada, hay elementos para dudar de la calidad de la educación. Si los edificios se caen, los acueductos no funcionan, las autopistas no tienen reparaciones duraderas, los servicios públicos colapsan, hay elementos para dudar de la calidad de la educación. Sería caricaturesco pensar en que si se mejoran los resultados censales la calidad de la educación es mejor aunque todas estas cosas sigan sucediendo.

 

En el mismo sentido no es descabellado pensar en que esos corruptos, indolentes, desalmados y mentirosos a que me refiero y que son responsables de las quejas que señalé, posiblemente tuvieron excelentes pruebas Icfes y Pisa y, además, seguramente estudiaron en muy buenas universidades. Así pues, muy posiblemente se trata de personas instruidas, pero con una educación detestable. Esa pregunta no se ha contestado aún ¿En dónde estudiaron los corruptos, los protagonistas de las diversas formas de impunidad, quienes legislan a favor de una clase opulenta o dirigente a expensas de las satisfacciones mínimas de la mayoría de la sociedad?

 

+Conozca el libro La calidad de la educación bajo lupa

 

Foto de creativeart. Tomada de Freepik