Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

¿Qué significa investigar en educación?

Magisterio
31/10/2018 - 15:00
0
Foto de Pixabay

La investigación educativa se entiende como un proceso social, mediante el cual los grupos humanos producen conocimiento o transforman el conocimiento que tienen de su realidad tanto educativa como social.

La investigación educativa no depende únicamente de los objetivos de la actividad investigadora, sino que ha de ser vista de acuerdo con los fines, los objetivos, es decir lo que se busca con las actividades educativas.

+Lea: La investigación educativa como estrategia de innovación

Esta investigación diverge de las demás en términos de su objeto de estudio, que son los problemas educativos.

“Puesto que la educación es una empresa práctica, dichos problemas siempre serán problemas prácticos, es decir, de los que a diferencia de los teóricos, no quedan resueltos con el descubrimiento de un nuevo saber, sino únicamente con la adopción de una línea de acción”. (Carr y Kemmis, 1988, 121).

Existe un problema de educación cuando hay discrepancia entre la práctica y la teoría de quien la ejerce.

“Una práctica, por consiguiente, no es un tipo cualquiera de comportamiento no meditado que exista separadamente de la teoría, y al cual pueda aplicarse una teoría. En realidad todas las prácticas, como todas las observaciones, incorporan algo de teoría, y eso es tan cierto para la práctica de las empresas teóricas como para la de las empresas propiamente prácticas, como la enseñanza”. (Carr y Kemmis, 1988 121).

La investigación educativa busca transformar la manera como quienes enseñan se ven a sí mismos, su situación, su relación con el conocimiento, la comunidad y su entorno socio-político-cultural.

La investigación educacional incide en la realidad con base en datos acerca de dicha realidad, aquí la formación de personas trabajadoras, dentro de un sentido de comunidad, ingeniosas y creativas dan respuesta a sus problemas y buscan el bienestar social.
El enfoque teórico sobre el cual puede girar la investigación educativa está estrechamente relacionada con la finalidad concreta a la cual tienda la investigación. Esta investigación ha de buscar, fundamentalmente, construir teorías sobre la práctica de la educación para presentar propuestas alternativas de solución a los problemas que se encuentran en las experiencias.

ANUNCIO
copia_de_post_facebook_-_magisterio_1.png

+Conozca el libro El trabajo en equipo de los maestros

Cuando se habla de investigación educativa, no se trata de precisar procedimientos metodológicos, pasos a seguir, sino, principalmente de indicar cuál es el fin por el que se hace ésta y el para qué de la misma.
Para transformar la escuela y promover la comunidad educativa, es necesaria aquella investigación que permita procesos en los cuales participen los individuos como sujetos que investigan, y que al generar cambios construyen un nuevo conocimiento. Esto, no es novedoso, ya que a través de la historia los hombres han buscado agruparse para solucionar sus problemas y mejorar sus condiciones de vida.

La investigación ha de confrontar las prácticas de los docentes, desde una postura pedagógica, no con la intencionalidad de hacerla coincidir con marcos teóricos rígidos, sino con la finalidad de comprender su sentido, rebosar las ingenuas posturas frente al acto educativo que hayan sido elaboradas solamente desde el sentido común e involucrar preguntas que permitan aclarar el énfasis del trabajo escolar, identificando si dicho énfasis está en reproducir las formas de comprender y actuar aceptadas por una sociedad en un momento histórico determinado, o si por el contrario, la tarea docente se enmarca dentro de un proceso de renovación. Lo anterior es posible siempre y cuando se mantenga vigente en la institución educativa la intención y ejercicio de construir una actitud pedagógica investigativa que impulse este proceso de transformación; dicha actitud es la que da vida, continuidad y coherencia a las diferentes acciones desarrolladas convirtiéndose en una nueva, renovada y comprometida opción de vida.

Hay que tener en cuenta que el trabajo investigativo se basa y complementa con la iniciativa y creatividad del investigador, no existen recetas que garanticen, por sí solas, el proceso y resultado de una investigación. Conocer el problema es fundamental para el desarrollo investigativo posterior, para esto ayuda hacer un diagnóstico.


Título tomado del libro: Criterios para la construcción del P.E.I. Autor: José María Tetay. pp. 20-22

Foto de Pixabay