Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0

ANUNCIO 2b0fc510-d899-4c26-bf7c-5bac51c05056_0.jpg

Reflexiones acerca del comportamiento de los niños en casa

Magisterio
25/06/2020 - 10:45
0
Foto de Adobe Stock

Es común que, durante este período de cuarentena, en donde muchos de nosotros estamos encerrados en los mismos espacios que niños y adolescentes, los padres no puedan controlar a sus hijos y estos, tras uno o varios intentos, tomen por asalto el control de sus hogares, imponiendo un régimen de neto corte autoritario sobre sus progenitores, sometiéndolos a su voluntad mediante el terror de gritos y alaridos o bien, mediante la manipulación y el engaño. En ambos casos, los padres ceden; aunque solo en el primero lo hacen de forma consciente, sabiendo que ceder el control evitará malos momentos, o más bien la propagación de estos. En el segundo, han perdido el control desde hace rato, pero no pueden comprenderlo. No por lo menos en ese momento. 

equilibrando entre la escuela y el ocio de los niños para cumplir algunos objetivos que supongo tienen todos: primero que los niños sigan con el aprendizaje, segundo conocer la convivencia sin escuela con estos y tercero, no perecer en el intento.

+Conozca los cursos virtuales y registre sus datos AQUÍ

Quizá, esta transformación en súbditos de sus hijos tenga en parte gran responsabilidad por permitir sobre todo actividades frente a una pantalla o bien, por extender los horarios de los niños frente a estas. Lo que sí está claro, es que el excesivo uso de celulares, tabletas, computadores o consolas de videojuegos es nocivo para ellos. Así lo afirma Carolina Pérez Stephens, educadora de párvulos de la Universidad Católica de Chile y máster en Educación de la Universidad de Harvard, que en un entrevista brindada a la revista Sonríe Mamá y Familia (reproducida por el sitio biobiochile.cl) sostiene que, a pesar de que todavía no se conocen con exactitud las consecuencias, sí se puede tomar como consecuencias a la dificultad para concentrarse, a los problemas en el aprendizaje y a la disminución de la empatía como dificultades propias del excesivo tiempo en pantalla. 

Recomendamos Las mallas de aprendizaje del MEN y su aplicación en el aula 

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

En esa línea sostiene que,

“las investigaciones de neurociencias hablan de que las pantallas interactivas —sean teléfonos, tabletas y juegos de video— producen una cantidad anormal de dopamina en el cerebro, lo que trae como consecuencia cortocircuitos en los niños. Derivado de esto se produce falta de atención, agresión, cambios bruscos de humor, cambios en la presión sanguínea y en el nivel de azúcar en la sangre. También se produce desmielinización de las neuronas, por lo que el nivel de aprendizaje de los niños será muy bajo en un futuro próximo.” 

Sin embargo, ante el cierre total de las escuelas y el posterior debut de muchos padres como líderes de homeschooling, tarea para la que nunca se prepararon; el reto termina poniéndose muy difícil, y la situación deriva en sucesivas frustraciones en el proceso de enseñanza-aprendizaje, y la consecuente falta de incentivos de los padres para impedir el uso de las pantallas interactivas. Lo que acarrea la difícil disyuntiva de estos en ser ecuánimes durante la mayor parte del tiempo posible en casa, equilibrando entre la escuela y el ocio de los niños para cumplir algunos objetivos que supongo tienen todos: primero que los niños sigan con el aprendizaje, segundo conocer la convivencia sin escuela con estos y tercero, no perecer en el intento. No obstante, este será el gran objetivo, incluso cuando el mundo vuelva a parecerse en parte a lo que era hasta hace algunos meses. 

Foto de Adobe Stock