Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_sonsoles.png

Secuencias didácticas: estructuración de las lecciones y su adecuada preparación

Por Gloria Elvira Pulido Serrano , Por Yulieth Nayive Romero Rincón
Magisterio
20/06/2017 - 15:00
0
Foto de eRed. Tomada de Flickr

“Los estudiantes llegarán a ser lo que el docente crea que van a ser, así de sencillo, así de potente”. (Murillo, 2016, p. 208)

 

 

Palabras clave: planeación, secuencia didáctica, reflexión pedagógica, innovación.

 

La reflexión frente a los procesos de planeación

Mejorar las prácticas pedagógicas es un asunto que interesa a los maestros en su quehacer diario, ya que es en la cotidianidad cuando el maestro como sujeto reflexivo asume que su rol puede ser enriquecido y transformado, para así poder garantizar ambientes de aprendizaje cada vez más pertinentes. En este camino, es que la planeación se constituye en un elemento fundamental para la estructuración de las clases, al permitir delimitar los aprendizajes esperados, señalar la manera como se quieren alcanzar, los recursos que se usarán y la manera como se llevará a cabo la evaluación.

 

Podría decirse que existe tanta diversidad en la forma de planear, como de instituciones educativas, ya que es en cada una de ellas donde se decide la forma como este ejercicio teórico y metodológico se cristaliza. Sin embargo, en los últimos años, y con el propósito de garantizar procesos significativos de aprendizaje, han aparecido como posibilidad de planeación las secuencias didácticas, que se constituyen en una “estructura de acciones e interacciones relacionadas entre sí, intencionales, que se organizan para alcanzar algún aprendizaje…que…concretan unos propósitos específicos de enseñanza y aprendizaje, planeados por el docente, y vincula unos saberes y saberes hacer particulares” (Pérez y Roa, 2012, p. 62).

 

+Lea: Planeación de clases para el aprendizaje significativo y el desarrollo de habilidades mentales

 

El proceso

Uno de los factores que alentó la decisión de esta propuesta fue la formación docente (talleres o convocatorias), que ayuda en parte a generar procesos de reflexión y construcción de la práctica del maestro. Así, se tomó la decisión de aplicar en cada una de las instituciones (Colegio Rural José Celestino Mutis y Técnico Industrial Piloto) una secuencia didáctica que abordara una producción gráfica o  escrita con la intención de que los estudiantes participaran en el concurso leer y escribir, versiones 2015-2016 y 2016-2017. El reto era emprender una planeación con una metodología que nunca había sido aplicada en los salones de clase, lo que significaba romper esquemas previamente establecidos y estar dispuestos a cambiar en pro de los aprendizajes y de optimizar los momentos de las  clases, ya que las secuencias didácticas son propuestas que se diseñan en función del grupo y de las necesidades, respondiendo al contexto de manera pertinente y por lo tanto garantizando mejores ambientes de aprendizaje, en los que se vinculan los actores de la comunidad educativa en el cumplimiento de propósitos formativos. Es así como se escoge la secuencia didáctica como metodología para hacer la planeación de las actividades de aprendizaje, ya que

 

(…) es más concreta en los temas de enseñanza que aborda. La planeación es tarea del docente y, de acuerdo con la situación real en que se inscriba la secuencia didáctica, se plantean unos objetivos de enseñanza y de aprendizaje delimitados que han de ser socializados con anterioridad a los alumnos. Estos objetivos se convertirán en los criterios de evaluación (Isaza, 2010, p. 63).

 

+Conozca el libro Currículo y planeación educativa. Fundamentos, modelos, diseño y administración del currículo

 

Para el diseño de las secuencias didácticas se tuvieron en cuenta cuatro fases: la primera fue la fase de motivación o activación, a partir de la cual se buscaba que los estudiantes se interesaran y vincularan a una situación real de escritura o ilustración, según fuera el caso. La segunda fase correspondía a la preparación o exploración de ideas, en la que se abordaba elementos conceptuales de acuerdo con la producción escrita o gráfica a ser realizada y se exploraban modelos de cada uno de los tipos de texto que sirvieran como referentes para la construcción propia. Seguidamente, en la fase de producción, los estudiantes producían sus creaciones teniendo en cuenta lo trabajado en las fases anteriores. En esta fase, la idea era que los estudiantes pudieran hacer diferentes versiones, lo que implica asumir la creación como un proceso. Para terminar, se verificaba la fase de evaluación, en la que se llevaban a cabo autoevaluaciones, evaluaciones colectivas y heteroevaluaciones.

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

 

Estas fases permiten establecer unos momentos específicos de aprendizaje, en los que se puede reconocer la progresión de la secuencia, ya sea la de inicio, desarrollo o cierre, a su vez que permite consolidar aquellos espacios en los que se tienen en cuenta los aprendizajes previos de los estudiantes, sus estilos y los criterios con los cuales serán evaluados.

 

El marco curricular de la secuencia didáctica

Como maestros, pensar en cómo fortalecer los procesos de lectura y escritura es una de las preocupaciones más recurrentes en la realidad actual de la educación en Colombia. Cuando desde la planeación se encara la responsabilidad de esta problemática es necesario revisar los planes de estudios institucionales, los proyectos de aula, los lineamientos curriculares, los estándares básicos de competencias, los derechos básicos de aprendizaje (DBA), que son herramientas importantes que contextualizan la labor. En ese orden de ideas, la planeación que se haga debe estar ligada a esta realidad curricular, lo que permitirá abordar el contexto de una forma pertinente, que pueda brindar a los estudiantes diversas maneras de expresión, ya que como lo mencionan los DBA, los niños y niñas son comunicadores activos de sus ideas, emociones y sentimientos. Expresan, imaginan y representan su realidad. La planeación debe estar centrada en hacer visibles esas habilidades y poder plasmarlas de manera que ellos mismos puedan hacer cambios, según las retroalimentaciones recibidas, no sólo por parte del docente, sino de sus compañeros.

Uno de los beneficios de la secuencia didáctica es que permite abordar diferentes temáticas de una forma interdisciplinar: el maestro organiza y estructura el modo como va a llevar a cabo su práctica, para lo cual “el docente se encontrará en actitud permanente de comprensión, interpretación y reconstrucción de los procesos curriculares” (Lineamientos Curriculares, 1998, p. 18), esto redundará en beneficios para los estudiantes, ya que seguramente se va a lograr la participación, producción y organización de ideas, que son las competencias centrales a desarrollar, según los estándares básicos de competencias en lenguaje.

 

Los logros alcanzados

A partir de la implementación de las secuencias didácticas se logró que los estudiantes se vincularan de manera real con una experiencia de producción gráfica y escrita, en la cual se sintieron protagonistas de su propio aprendizaje. Desde la secuencia se pudo garantizar que los productos finales (Ilustraciones y cuentos) se fueran construyendo paso a paso asumiendo la escritura y la ilustración como un proceso y no como un resultado, lo que permitió que los estudiantes se acercarán de una mejor manera a la comprensión de las narraciones y las ilustraciones.

Debido a que las actividades planteadas en la secuencia iban concatenadas unas con otras, pudo observarse la participación activa de los estudiantes a través de experiencias que permitieron evidenciar la creatividad, el talento y otras capacidades que a veces en el aula son invisibilizadas.

 

Frente a la importancia de compartir el conocimiento, se resalta que los estudiantes de las dos con lo que se logra transmitir diferentes puntos de vista, a partir de las sugerencias de la retroalimentación, ya que en distintos momentos de la secuencia se buscó que los estudiantes, desde criterios definidos, fueran capaces de evaluar sus producciones y las de sus compañeros, con lo que se evidenciaron posturas claras que apuntaban al enriquecimiento de la creación propia y del otro.

 

La secuencia didáctica facilitó que los estudiantes tuvieran otras miradas frente a su ciudad, asumiéndola como un objeto susceptible de ser estudiado y comprendido. Es así que los estudiantes lograron identificar problemáticas en su ciudad, plantear soluciones, reconocer sus lugares favoritos y plasmarlos. Desde el rol del maestro, la secuencia permitió comprender que sistematizar las acciones que se ejecutan al interior del aula es una de las mayores ganancias, ya que se convierte en un principio clave para hacer seguimiento a las actividades, pero también para innovar en el aula y permitir que las acciones se visibilicen. A su vez, el reconocimiento3del ejercicio de planeación recompensa en gran manera la dedicación y el tiempo invertido en la elaboración de la secuencia didáctica, puesto que posibilita que otros docentes puedan leer y sentirse identificados con la realidad educativa.

 

+Lea: ¿Por qué es importante el manejo del tiempo en la planeación de clases?

 

Reflexión final

La enseñanza que se puede resaltar de esta experiencia es que indiscutiblemente hay que hacer  énfasis en la importancia de la planeación como factor que posibilita la buena enseñanza, ya que garantiza el alcance de los objetivos de aprendizaje, la vinculación de los aprendizajes previos, el conocimiento del contexto, el reconocimiento y apropiación de los planes de estudios y del modelo pedagógico institucional, así como los ritmos y estilos de aprendizaje; todo esto permite que se aborden diversos aspectos que van encaminados en  pro del aprendizaje, sin olvidar  la manera como se va a hacer la evaluación y retroalimentación de las actividades a desarrollar.

 

La innovación en el aula es fundamental, no solo porque genera nuevas estrategias de  aprendizaje, sino por la forma en que ayuda a organizar y planificar más la estructura de la clase. Este tipo de innovación es una estrategia práctica para la labor del docente, lo cual redunda positivamente en los aprendizajes de los estudiantes, ya que optimiza el tiempo y evita otras consecuencias que se desencadenan al no planear de manera sistemática.

 

De igual manera, es imprescindible reconocer que la planeación es un ejercicio riguroso que tiene como trasfondo la relación de los saberes del maestro en cuanto a lo disciplinar, contextual, pedagógico y didáctico del contenido. Y es en esa relación que se pueden propiciar ambientes de aprendizaje eficaces, ya que “La investigación ha encontrado que los docentes que dedican más tiempo a la preparación de las clases, independientemente del tiempo que lleven impartiendo esa materia, son aquellos que consiguen que sus estudiantes aprendan más” (Murillo, 2007, p. 210).

 

De esta forma, la planeación demarca uno de los diferentes caminos desde los cuales confluye la reflexión del maestro y lo constituye como generador de transformaciones en su aula y en su escuela.

 

Referencias

Equipo Oralidad, lectura y escritura (2016). Cartilla 10, versión concurso Leer y escribir 2015-2016. Bogotá: Secretaría de Educación Distrital. Recuperado de: http://www.redacademica.edu.co/concurso-leer-y-escribir.html

Isaza, B.; Castaño, A. (2010). Referentes para la didáctica del lenguaje en el segundo ciclo. Bogotá: Secretaría de Educación Distrital.

Ministerio de Educación Nacional (2006). Estándares Básicos de competencia en lenguaje. Bogotá: Recuperado de: http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-340021_recurso_1.pdf (Consultado el 16 de marzo de 2017).

Ministerio de Educación Nacional (1998). Lineamientos Curriculares de Lengua Castellana. Bogotá: Recuperado de: http://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-339975_recurso_6.pdf

          (Consultado el 16 de marzo de 2017).

Murillo, F. J. (2016). De la docencia eficaz a la evaluación eficaz de la docencia. En G. Guevara, M.T. Meléndez, F.E. Ramón, H. Sánchez y F. Tirado (Coord..). La evaluación docente en el mundo Ciudad de México: Fondo  de Cultura Económica.

Pérez, M.; Roa, C. (2012). Referentes para la didáctica del lenguaje en el primer ciclo. Bogotá: Secretaría de Educación Distrital.

 

Las autoras

Yulieth Nayive Romero Rincón.  Licenciada en biología, Magíster en Pedagogía de la Universidad de la Sabana. Docente investigadora del Colegio Rural José Celestino Mutis de la Secretaría de Educación del Distrito. Nodo Aprendizaje y Didáctica. Red Distrital de Docentes Investigadores. Contacto: yuliethromero08@gmail.com

 

Gloria Elvira Pulido Serrano.  Licenciada en Educación Preescolar, Magíster en Pedagogía de la Universidad de la Sabana. Docente investigadora en el Instituto Técnico Industrial Piloto de la Secretaría de Educación del Distrito. Nodo Aprendizaje y Didáctica. Red Distrital de Docentes Investigadores. Contacto: airolgpulido@gmail.com

 

Reconocimiento como maestros escritores a través de la publicación de artículos en la cartilla Concurso Leer y Escribir 2015-2016. “Bogotá Ciudad que habla, lee y escribe. Una ciudad más humana al alcance de todos: niños y niñas”. Documentos producidos con la asesoría de Beatriz Isaza. Formación desde el equipo de oralidad, lectura y escritura.

 

Foto de eRed. Tomada de Flickr