Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0

ANUNCIO 

whatsapp_image_2021-06-04_at_4.46.36_pm.jpeg

Sistematización: Una forma innovadora de investigación. Visión transformadora y crítica de una realidad

Por Alba Liliana Tique Calderón
Magisterio
10/08/2018 - 10:45
0
Foto de Pixabay

Y al final pareciera que sólo se arrastra el esqueleto de la rutina, como un lastre que no permite la innovación, enterrando las nuevas miradas en el fondo de una persistencia sin sentido.

 Tique. 

La sistematización es una herramienta de investigación que permite realizar una profundización distinta dentro de las prácticas, evidenciando cambios en el contexto a través de los protagonistas, el nicho de sistematización se desarrolló en la década de los años ochenta, particularmente en la educación popular, la cual ve una necesidad perentoria de analizar y registrar sus experiencias según Cendales (2008) para esta época se habían multiplicado en América Latina las experiencias de educación popular y no se tenía una reflexión sobre lo que estaba pasando, sobre los cambios que se estaban generando, sobre la incidencia política que tenían en sus contextos y los problemas que afrontaban, entonces la sistematización surge como una herramienta metodológica valiosa que se ajusta a este tipo de necesidad, posibilitando entretejer historias desde sus protagonistas, permitiendo una postura crítica y reflexiva.

Las experiencias investigativas poseían una configuración más positivista, así que el surgimiento de la “Investigación Acción Participativa” al igual que distintas revoluciones en el campo social, generaron una nueva mirada que posibilitó una perspectiva investigativa donde el sujeto tiene una posición preponderante referente a lo que se deseaba describir y decir, se transforman de objetos para convertirse en sujetos que poseen voz y voto y que pueden tener críticas claras y certeras frente a su propio contexto y experiencias. Perspectiva que permite entender la sociedad y sus entramados sociales desde una visión renovadora y diversa, se agrupan en distintas posturas hermenéuticas y de crítica social, que enmarcan una nueva pauta en la investigación.

Para Torres (1996) en la denominación de investigación cualitativa se agrupan una serie de propuestas metodológicas que pretenden describir e interpretar situaciones y prácticas sociales particulares, dando un lugar privilegiado al punto de vista de sus actores, desde los enfoques cualitativos se busca comprender la realidad subjetiva, el sentido que subyace a las acciones sociales dando un nuevo sentido a la interpretación y a la visión de los actores; desde allí la sistematización como metodología investigativa se acuna según el autor a una modalidad de investigación cualitativa de enfoque crítico e interpretativo que pretende comprender e interpretar las experiencias desde sus protagonistas, generando nuevas lógicas de relación, que despliegan infinidad de posibilidades para esos protagonistas que antes eran invisibilizados por el investigador. 

Cada una de las sistematizaciones permite mostrar la cantidad de prácticas, contextos y perspectivas subjetivas que dan valor y enfocan la mirada de cada protagonista, haciéndolas aún más valiosas, normalmente dentro de los procesos investigativos los agentes externos no pueden evidenciar cada uno de los detalles que encierran estos proceso perdiéndose de una gran riqueza de significados, ya que en cada uno de ellos existe una cantidad de capas culturales, contextuales e intersubjetivas de las cuales los protagonistas de esas vivencias podrían dar cuenta posibilitando problematizarlos e interpretarlos.

La sistematización a la vez, posee diferentes momentos importantes que suscita organizar la experiencia aunque no es una regla estricta, esta herramienta de investigación se puede realizar al inicio, en medio o en la finalización la experiencia que se quiera reflexionar, con lo que la reconstrucción histórica documentada, y con fotografías y videos con los cuales realizar una línea del tiempo de los hechos más significativos, estos convergerán en el segundo momento; es importante desarrollar una triangulación de lo encontrado, contemplar posibles preguntas para guiar en el proceso, al igual que construir categorías que faciliten organizar la información hallada contrarrestando lo que se encontró ya que esta tiene la misma relevancia. Al descubrir las distintas metamorfosis que ha tenido la experiencia los protagonistas pueden visibilizar las fortalezas o dificultades, transformando no solo sus propias prácticas sino el contexto. 

Durante el tercer momento los participantes podrán realizar una visibilización de las dinámicas sociales realizadas por medio de la reflexión crítica y participativa contenida durante todo el proceso, además podrán ponerse de acuerdo frente a las distintas miradas que tienen de su práctica en particular y de las dificultades o logros que ellos consideran individualmente se han conseguido, es aquí donde los grupos focales, las mesas redondas y de trabajo se convierten en herramientas necesarias para consolidar el nuevo rumbo que se tomará, considerando que se va a retomar y lo que no se volverá a repetir. 

La etapa final del proceso de sistematización consiste en los resultados arrojados en trabajo grupal, obteniendo distintas conceptualizaciones de la experiencia vivida, es importante que estos aprendizajes obtenidos se compartan no solo con los participantes que permitieron el proceso sino con instituciones o grupos los cuales se pueden alimentar y aprovechar del trabajo realizado. 

La sistematización posibilita recolectar información, pero también tiene como uno de los objetivos fundamentales, generar reflexiones por parte de los protagonistas, acaeciendo en procesos de transformación y de conceptualización, logrando elucubraciones referentes a:

¿Qué tipo de aportes realizó como sujeto a un proceso social y a mi equipo de trabajo?

¿Qué tipo de lazos género y cómo me relaciono con el otro?

¿Qué tipo de aspectos considero exitosos o de fracaso frente a mi práctica y al proceso en general?

¿Cuáles serían las distintas transformaciones o aportes que se harían para mejorarla?

En definitiva, es permitirse repensar y reconstruir las prácticas, la experiencia desde nuevos caminos.  

La sistematización no puede solo convertirse en una recolección de información simple, sino que se hace un proceso de comunidad, evalúa sus dinámicas y adquieren un compromiso genuino frente a su propio quehacer. 

Realizar procesos de sistematización dentro de las comunidades requiere que tenga profundizaciones desde distintas perspectivas y se conviertan en una práctica política, formativa y epistemológica, que en palabras de Valdez, (2008) se centran en la política, en tanto se plantea orientar y evaluar una praxis social que pretende transformaciones en contextos sociales específicos, y es formativa porque implica un aprender del accionar reflexivo compartido, vinculado con el crecimiento humano personal e interpersonal; de otro modo se muestra epistemológico ya que busca generar, convalidar y compartir conocimientos prácticos que han de orientar y reconducir las acciones colectivas, así la sistematización no puede solo convertirse en una recolección de información simple, sino que se hace un proceso de comunidad, evalúa sus dinámicas y adquieren un compromiso genuino frente a su propio quehacer. 

Conclusiones

La sistematización como herramienta de investigación se reviste de múltiples ventajas, ya que al pensar los procesos sociales llevados a cabo desde las diversas miradas de los protagonistas, se puede hallar una riqueza inconmensurable en el quehacer cotidiano. La práctica política como base del proceso sistematizador, dirige el quehacer a la transformación del contexto social, esto aunado con un fin pedagógico que permite la formación de los protagonistas a través de la recontextualización teórica que se hace del proceso, logrando en definitiva obtener nuevas posturas desde el cuestionamiento y la cualificación de la práctica gracias a la reflexión realizada. 

ANUNCIO
banner_web_rim_digital.jpg

La reflexión que permite este proceso se acerca a una reconstrucción del tejido social, donde cada actor interpreta y transforma sobre su mirada, este tipo de posibilidades se abren a través del diálogo como fuente inagotable de intercambio de experiencias y conocimientos, en Dos Santos (1995) desde estas perspectivas, la vida humana es percibida, retraducida, mediante el diálogo permanente entre seres humanos concretos, históricamente definidos, así, los sujetos humanos podemos comprendernos como sujetos y autores.

Ya que la sistematización como herramienta de investigación se convierte en un proceso holístico que permite complejizar las prácticas en la medida que se avanza en el trabajo, logrando distintas dimensiones, metodológica, política, formativa, epistemológica y hermenéutica, comprendiendo que son muchas las direcciones y propuestas que puede tener una misma experiencia, y por lo tanto es de suma importancia abarcarla en su totalidad con sus diferentes aristas, para realizar un proceso de sistematización que sea lo más acertado posible, cada uno de los participantes debe poseer cierto grado de preparación, pues uno de los factores relevantes es la actitud que se tenga, al no tener una disposición adecuada la información que se registre al igual que la reflexión crítica que se haga, no será completamente certera afectando al proceso y su confiabilidad.

Otro de los ítems importantes en el momento de realizar una sistematización es generar un ambiente democrático y participativo dentro de los actores principales de la propuesta, allí es necesario que los sujetos se sientan libres para expresar sus diversas miradas, lo que cada uno de ellos considere aciertos o dificultades, permitiendo que se contribuya a transformar el quehacer diario y por ende la misma experiencia. Este tipo de método, permite un proceso revolucionario en la investigación cualitativa, transformando la relación que había entre investigado e investigador, ya que este último era un agente externo, que en la mayoría de los casos poseían un desconocimiento por la propuesta y las metodologías que los protagonistas tenían, por lo tanto los resultados que se presentaban no se ajustan totalmente en la realidad, caso contrario sucede si son los mismos protagonistas los que generan el proceso investigativo ya que los resultados obtenidos de reflexión y crítica sobre su práctica permite transformaciones reales dentro de sus dinámicas, modificando su rumbo y sus perspectivas.

Aunque la sistematización es una herramienta que tiene un recorrido histórico de más de veinte años, aún las instituciones no la ven como un proceso necesario en sus prácticas docentes, en muchos casos por desconocimientos y en otros, porque la cultura de los participantes que ofrecen las experiencias, no se inclinan a realizar en la mayoría de los casos un registro sistemático y cuidadoso de los hechos acontecidos a su alrededor, sin embargo, los pasos hacia el conocimiento, la aplicación y el aprovechamiento de esta herramienta han sido gigantescos, logrando reconocimiento y fortalecimiento en cada una de las prácticas en las cuales se ha intervenido. 

Referencias

Cendales, L. (2008). Sistematización de Experiencias. Revista Diálogo de saberes, 3. 

Cendales, L. (2003). Sistematización de experiencias. (Conferencia concurso Internacional de Integración de Latinoamérica y caribeña, organizado por Centro Latinoamericano y del Caribe para el Desarrollo Cultural (CLACDEC). 

Dos Santos, J. (1995). Pesquisa quantitativa versus pesquisa qualitativa: o desafío paradigmático en F. Dos Santos y S. Sánchez (Org.): Pesquisa educacional: quantidade-qualidades. Sao Paulo, Brasil: Cortez. 
Torres, A. (octubre de 1996). La sistematización como investigación interpretativa crítica: Entre la teoría y la práctica. (Seminario internacional sobre sistematización y producción de conocimiento para la acción). Santiago de Chile. 
Valdés, J. (2008). La sistematización: Un reto epistemológico. Revista Diálogo de saberes, 3.

Tomado de:http://bienal-clacso-redinju-umz.cinde.org.co/IIBienal/memorias/Eje%205_.pdf. pp. 384-389. Sistematización: Una forma innovadora de investigación. Visión transformadora y crítica de una realidad.

Foto de Pixabay