Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

Técnicas para animar la lectura: visualizando la imaginación

Magisterio
08/09/2016 - 09:30
0
Foto de Proyecto mARTadero. Tomada de Flickr

 

 

Dirigido a: Niños a partir de los 8 años y adolescentes.

Tiempo: 20 minutos.

Materiales: Equipo de audio y cd de música suave y motivante.

 

 

Desarrollo

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

 

Antes de empezar se explica a los niños cómo será el ejercicio. Se les dice que cada uno va a escoger el cuento o historia que más les guste. En ese momento se pide a cada participante que diga el nombre de lo escogido. Se explica que imaginarán todo el cuento o historia parte por parte y serán el personaje que ellos deseen.

 

Se incentivará a tomar un papel actoral para que se vean ellos mismos en situaciones diversas tanto reales como ficticias.

 

Primero se realizará un ejercicio previo para luego pasar a imaginar el cuento. Se pide que cierren los ojos y respiren profundamente por la nariz y que exhalen lentamente tres veces. Luego se coloca una música suave y se motiva a los participantes a percibir con su imaginación sensaciones:

 

“Imagínate que te encuentras en el campo rodeado de flores, árboles y el pasto verde. Es un bello lugar, alzas la mirada y en el cielo ves volar un ave grande, bella que disfruta de su vuelo. Obsérvala un instante, ahora imagina que eres esa ave y que puedes volar y sientes el viento que acaricia tu cuerpo, siente la sensación de volar, sigue volando, te elevas cada vez más y abajo todo está cada vez más pequeño: los árboles, las flores, sigue volando (por un minuto se deja música de fondo apropiada). Ahora vuelve a ti, y dejas de ser el ave; estás sentado en el campo, tranquilo, respiras profundamente tres veces, permanece quieto...

 

En esa posición recuerda tu cuento preferido, serás el personaje que escojas, y en tu imaginación desarrolla el cuento parte, por parte, con calma vive cada momento, cada acción, cada instante, siéntete libre de imaginar. (Dejar unos minutos en ese estado, se recomienda observar a los participantes para determinar hasta qué tiempo dura el ejercicio, sus rostros relajados y de encanto indicarán el momento para terminar. Puede ser al principio de cinco a diez minutos. Con la práctica, los ejercicios de relajación pueden durar hasta veinte minutos).

 

Cuando se está por terminar se baja el volumen, se dice a los participantes que respiren profundo tres veces, que suelten los brazos, muevan los pies, y al momento de abrir los ojos, estiren los brazos; en ese momento se baja todo el volumen del audio y se apaga.

 

Luego se les pregunta cómo les fue, qué sintieron y voluntariamente podrán compartir sus experiencias. (Lea Animar a leer).

 

Conozca la Revista La lectura y la escritura: un diálogo transdisciplinar y el Diplomado virtual como promotor de lectura

 

Fragmento tomado del libro: Animando a leer.  Autor: Lizette Mantilla. pp. 118-119.

 

Foto de Proyecto mARTadero. Tomada de Flickr