Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
editorial_magisterio_cajiao.png

Técnicas y metodologías de la evaluación

Magisterio
02/05/2019 - 11:45
0
By Freepik

Para poder participar en una discusión productiva sobre la evaluación en educación, conviene tener una visión general de los campos y modalidades más usuales, así como el propósito específico de cada tipo de evaluación. Igualmente conviene tener presente la forma como el país ha concebido la evaluación a lo largo de los últimos veinte años, para reafirmar los aciertos que ha habido en el pasado y superar las deficiencias que todavía existen.

Quienes se ocupan profesionalmente de la evaluación educativa saben que se trata de un asunto muy especializado en el cual se manejan técnicas y metodologías científicas de gran complejidad, especialmente cuando se hacen evaluaciones externas. Sin embargo la evaluación del aprendizaje es algo que corresponde principalmente a los maestros: ellos tienen una enorme responsabilidad en mejorar sus prácticas, ya que los resultados que arrojan las diversas evaluaciones que utilizan afectan directamente a muchas personas.

+Lea: La evaluación formativa ¿Un concepto en algunos casos difuso e impreciso o una práctica en el aula?

En este documento se hace una presentación en la cual se mencionan diversos tipos de evaluación que van desde las prácticas escolares que usan los maestros para verificar el avance de sus estudiantes, hasta los modelos de evaluación externa de la calidad y los modelos de evaluación de impacto de la educación en el conjunto del desarrollo social. El énfasis, sin embargo, está puesto en la evaluación del desempeño escolar, que será el eje de discusión propuesto por el Ministerio de Educación para el año 2008. Conviene tener presente que la palabra evaluar tiene dos sentidos:

  • En primer lugar significa hacer la valoración de algo. En este sentido la evaluación se entiende como el proceso de documentar, usualmente en términos mensurables, conocimientos, destrezas, actitudes y creencias.
  • En segundo lugar significa identificar el logro de unos objetivos propuestos, o averiguar el estado de algo con respecto a un parámetro (estándar) preestablecido.

Cada una de estas acepciones semánticas denota una intención particular de quien diseña y efectúa una evaluación. En ambos casos la evaluación es un proceso de verificación que implica algún grado de investigación, y como tal requiere unas condiciones básicas para que el resultado sea confiable:

  • Tener claridad sobre el propósito de una evaluación: qué se quiere evaluar y qué uso se le dará al resultado de la evaluación.
  • Tener una comprensión sobre aquello que se desea evaluar, a fin de definir el método más adecuado para realizar los procesos de evaluación el poder interpretar adecuadamente los resultados.
  • Definir una metodología que permita recopilar los datos necesarios, organizarlos, procesarlos y producir unos resultados.
  • Tener claridad sobre la forma de comunicar los resultados obtenidos a las personas o instituciones interesadas.
ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

Estas cuatro condiciones son comunes a todos los procesos de investigación, así muchas veces se realicen de manera espontánea e intuitiva.

En todos los campos de la actividad humana la evaluación constituye un proceso fundamental que permite el desarrollo y el progreso, en tanto que produce información para mejorar el rendimiento de los recursos que se utilizan para conseguir determinados propósitos.

Titulo: Evaluar es valorar. Autor: Francisco Cajiao. pp. 55-57

Foto de Freepick