Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
editorial_magisterio_cajiao.png

Tendencias en Innovación Educativa: la perspectiva de las Instituciones en Educación Superior en México

Por Diana Chávez Rodríguez , Por Diana Natalia Lima Villeda , Por Yunuen Ixchel Guzmán-Cedillo
Magisterio
17/12/2018 - 10:00
0
By Freepik

El objetivo del presente estudio es identificar las tendencias en innovación educativa que ostentan Instituciones de Educación Superior (IES) en México, a través de un análisis documental de 18 instituciones de educación superior, cuyo criterio de inclusión es contar con un área dedicada a Innovación. En este análisis se contemplaron nueve categorías: definición de innovación, definición de investigación, objetivo, filosofía o misión, visión, actividades, procesos administrativos, organigrama y características de la adscripción institucional. Los resultados muestran que las instituciones tienen un marco filosófico, sin conceptuar de forma explícita la innovación, sólo cuatro de ellas logran concretarla. Así mismo, nueve instituciones señalan la pertinencia de la tecnología para lograr la innovación, las restantes consideran que la innovación es generar nuevos producto en sí mismos. Se concluye que la filosofía es el eje rector de las actividades al proponer las metas a cumplir, además de observar que las actividades se concentran en el fortalecimiento del capital humano para la mejora de los procesos de enseñanza-aprendizaje. Se recomienda la profundización en las bases conceptuales a nivel institucional.

Palabras Clave: innovación educativa, educación superior, tendencia educativa, enseñanza-aprendizaje.

Introducción
Esta investigación pretende identificar las tendencias en innovación de Instituciones de Educación Superior (IES) en México, con el fin de reconocer sus principales fundamentos, prácticas y actividades. Entendiendo así la importancia del establecimiento de conformar un área dedicada que recupere las buenas prácticas de las IES en este ámbito.

La necesidad de realizar este análisis radica en la constitución de los principales elementos que debe considerar un área de innovación educativa para el desarrollo de proyectos orientados a mejoras de los proceso en la institución, por ello se considera como primer paso la recopilación documental que permite reconocer el significado de innovación educativa así como el impacto que genera al ámbito universitario.

Es necesario entender cómo se produce la innovación educativa, porque es una forma de actualizar y mejorar los procesos. Por ello, se deben considerar las reflexiones que autores de la literatura científica educativa han aportado, un ejemplo es el de Rodríguez [1], ya que expone sobre la concepción de innovación

“...puede ser incorporada a los procesos educativos, pero si no es así, seguirá existiendo pues de manera natural ocurre con otros ámbitos tales como los empresariales y de mercado, donde los productos (bienes y servicios) y los procesos aprovechan y explotan las ideas...”.

De acuerdo a lo anterior se entiende que el proceso de innovar siempre está presente, ya que da lugar al surgimiento de ideas, además de los procesos de producción y desarrollo de proyectos.

Al respecto Tejada [2] describe que:

“...La innovación educativa en general, es consustancial con la propia finalidad de la educación: la mejora, el perfeccionamiento, tanto en su dimensión individual como social. La Innovación educativa como lo mencionan Gewerc y Montero, 2013 está dirigida a favorecer nuevos entornos de enseñanza y aprendizaje mediados por TIC…” A su vez De la Torre [2] propone la siguiente definición de innovación: “Proceso de gestión de cambios específicos (en ideas, materiales o prácticas del currículum) hasta su consolidación, con miras al crecimiento personal e institucional.”

Albornoz [3] afirma que la innovación es la base de la sociedad del conocimiento y uno de los motores de la globalización, pero para que existan repercusiones en el desarrollo social y humano de forma sostenible, la innovación debe regirse por valores éticos y morales. De ahí la relevancia de que exista dentro de la institución un área educativa donde se consideren y desarrollen proyectos encaminados a la mejora de la educación, así mismo este autor menciona que el término de innovación refiere “...a la capacidad de aceptar e incorporar elementos nuevos, tanto en el plano de los contenidos cognitivos como en el de los procedimientos, sin embargo refiere que esto no siempre se realiza debido a la conservación y atesoramiento de viejas prácticas que impiden el desarrollo de lo nuevo…”

Cuando se trata de educación se considera la existencia de elementos tan importantes como las políticas públicas que se desarrollan a nivel mundial y nacional.

Es por ello que el Consejo Federal de Educación[4] en el 2010 menciona la necesidad de actualizar los procesos de innovación y tener en cuenta que estamos inmersos en un proceso con múltiples facetas: dando lugar a que intervengan factores políticos, económicos, ideológicos, culturales y psicológicos, los cuales impactan en los diferentes planos contextuales. Hablar de innovación va más allá de la disponibilidad del docente sobre las Tecnologías de la Información y la Comunicación, recae en las soluciones tecnológicas existentes en cuanto a la infraestructura que proporcione la institución en el momento de realizar los proyectos que permitan el despliegue de actualizaciones o mejoras dentro de las universidades.

Por lo anterior, es imperativo realizar el desarrollo de áreas o direcciones que promuevan el desarrollo de la innovación educativa, pues serán los medios por los cuales las universidades puedan actualizarse y generar nuevos proyectos, esto en gran medida por la regulación que se da en las políticas educativas y lo que pueden posibilitar en el campo de acción. Cómo Berg, 2007 [5] menciona que uno de los resultados más notorios es la comprobación de que la innovación en los centros educativos está regulada por las condiciones que enmarcan las políticas educativas, por la manera en que cada escuela lee esos mandatos y por cómo utiliza los márgenes de acción que éstas políticas posibilitan.

Gómez [6], por su parte defiende la postura de que la innovación educativa en este momento sociohistórico debería ser la incorporación de tecnologías de la información y comunicación (TIC) en los procesos de enseñanza aprendizaje. Sin embargo, la realidad es que la tendencia se enfoca únicamente a trasladar materiales a formatos digitales sin trastocar el paradigma educativo. Situación que es incongruente con la innovación, que tendría como objetivo el promover la autonomía de los estudiantes en sus procesos educativos, donde la jerarquía verticalizada de la cátedra en las universidades forzosamente se debe modificar.

Como nos menciona Vera [4] la pertinencia de incorporar el uso las TIC en la Educación Superior permite el desarrollo de proyectos innovadores que posibiliten los cambios de actitudes, pensamientos, contenidos, modelos de trabajo y sentidos de las prácticas pedagógicas. Estas innovaciones generan nuevos ambientes educativos que inciden sobre la redefinición curricular, estrategias de enseñanza y de aprendizaje, modelos didácticos, dinámicas del aula y cambios en la organización institucional.

Ya que el uso de las TIC en las IES generará la creación de proyectos innovadores que posibilitan cambios internos permitiendo nuevos ambientes educativos que inciden en los procesos educativos desde la redefinición de la currícula, sus estrategias de aprendizaje, los modelos didácticos, las dinámicas en el aula y cambios en la organización institucional.

Con respecto a esto, Rodés [4] argumenta que resulta fundamental ofrecer modelos organizativos de integración de TIC como insumo para la toma de decisiones y la planificación en las Universidades, estableciendo niveles de liderazgo institucional desde la perspectiva de los actores, de modo que la innovación tenga carácter apropiado a la idiosincrasia y estilo institucional.

En palabras de Casas [5] la parte crucial de la innovación educativa consistirá no sólo en habilitar a los docentes en el uso de las TIC, sino en modificar el paradigma educativo de su práctica docente para construir un modelo organizativo que les permita adaptarse a un
entorno cambiante y complejo.

Cabe destacar que el proponer o gestionar un área o dirección de la innovación e investigación educativa permitirá obtener los recursos necesarios para el desarrollo, actualización o mejora de cada proyecto, programa o temática.

Con base a lo anterior el objetivo de este estudio es caracterizar las áreas de innovación e investigación educativa dentro de las IES analizadas en términos de la perspectiva que fundamenta sus actividades a través de la revisión de las categorías: definición de innovación e investigación educativa, objetivos, filosofía o misión, visión, actividades, procesos administrativos, organización institucional, el papel de las TIC y su adscripción intrainstitucional.

Método
2.1 Participantes
18 instituciones fueron consideradas debido a que cumplían un criterio de inclusión: tener un área dedicada a la innovación educativa que su vez estuviese presente en el organigrama de la Institución de Educación Superior (la lista de instituciones, se señala en la última parte del documento). [7]

ANUNCIO
inteligencia_emocional_v2_1.png

2.2 Unidad de análisis
Información explícita y recuperada de los sitios web de las 18 instituciones.

2.3 Instrumento
El análisis se realizó mediante de una rejilla que incluye las siguientes categorías: definición de innovación e investigación educativa, objetivos, filosofía o misión, visión, actividades, procesos administrativos, organización institucional, papel de las TIC y adscripción intrainstitucional.

2.4 Procedimiento
El estudio se dividió en tres momentos: búsqueda de información, análisis de frecuencias y el análisis cualitativo.

1. Búsqueda de información: consistió en revisar y extraer el contenido en los sitios web de cada institución, para realizar el llenado de información de cada una de las categorías.
2. Análisis de frecuencias: se realizó un análisis en cuanto a la frecuencia de si tenían o no la información, además de las coincidencias que existían entre cada universidad en cuanto a las categorías analizadas.
3. Análisis cualitativo: se obtuvo información en cuanto a la frecuencia registrada para conocer las coincidencias entre cada definición, objetivo, filosofía/misión y visión. Considerando las atribuciones más representativas que debe de tener un área sobre
innovación educativa.

Resultados
A continuación se presentan los gráficos derivados del análisis de frecuencias de la presencia de las categorías en los sitios de las áreas dedicadas a innovación educativa.

En general las instituciones (78%) analizadas, no definen de forma puntual la Innovación educativa. Mientras que las instituciones que lo hacen (UNAM, IPN, UNACH, UAA) subrayan diferentes elementos (véase tabla 1), teniendo como acuerdo general el que la innovación refiere a: un proceso que busca generar, solucionar, mejorar o desarrollar nuevos productos y procesos que vinculen a las dependencias dentro de las instituciones
en términos de la gestión, el currículum y la enseñanza.

El caso de investigación educativa es similar, las instituciones no la definen de forma explícita (89%), las que lo hacen (la Universidad Autónoma de Chiapas y el Centro de Ciencias de Sinaloa) la refieren como una función sustantiva que articula las necesidades sociales y áreas de oportunidad con la generación de proyectos que permitan la inserción de la universidad en ámbitos de desarrollo productivo, así como el acceso a nuevos espacios nacionales e internacionales generadores de recursos, en los que podrán participar docentes, estudiantes y egresados.

El objetivo del área es definido por el 78% (14) de las instituciones analizadas, en la que coincide que para fortalecer el área se requiere ser un vínculo entre las dependencias para el desarrollo, diseño, construcción, operación e impartición de programas, proyectos, talleres y cursos educativos, mediante la capacitación del personal académico y docente con una perspectiva tecnológica e innovadora para contribuir en la mejora del proceso de enseñanza–aprendizaje.

En cuanto a la filosofía o misión, el 78% (14) de las áreas coinciden en buscar el impulso de la innovación mediante la creación de modelos educativos, el fortalecimiento del desempeño académico para mejorar los ambientes de aprendizaje con base en formar y capacitar a los actores involucrados desde la integración pedagógica hasta el apoyo tecnológico necesario, además de contribuir a la integración del sistema de educación superior. Mientras que la visión representada por el 61% (11) de las instituciones mencionan que el mejorar las prácticas institucionales, impulsan el desarrollo de innovaciones y
tecnología educativa a través de proyectos, investigación, modelos o técnicas creativas en apoyo al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Con respecto a la tecnología, se tiene que el 50% (9) de las instituciones mencionan la importancia de la presencia tecnológica para el despliegue de la innovación e investigación educativa, siendo que la otra mitad refiere a que estas innovaciones partirán del desarrollo
de proyecto en caminados a los procesos que requiera la institución en su momento.

3.1 Discusión
Se aprecia en el análisis de la información obtenida a través de las categorías la falta de claridad en la definición de innovación, ya que sólo el 22 % (cuatro) de las instituciones logran concretar una conceptuación. Un punto a destacar es el auge de la tecnología en la literatura revisada y analizada, además de resaltar el 50% de las instituciones la describen como un apoyo en los procesos de innovación.

Para el desarrollo de un área o dirección es imprescindible establecer la perspectiva que sostiene la filosofía y misión encargada de actualizar la postura filosófica de los modelos educativos a través de la integración tecnopedagógica, a su vez la visión propone mejorar las prácticas institucionales, mientras que las actividades se concentran en el fortalecimiento de capital humano.

Esto permite que las instituciones sean un vínculo para el desarrollo de las actividades académicas que contribuyan en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Otro punto a mencionar es que de ocho correos que se enviaron para recuperar información solo una institución respondió a esta solicitud.
El estudio permite contemplar los elementos que deben de producir y desarrollar un área de innovación educativa, a su vez permite saber qué elementos son los indispensables para realizar esta actualización en las universidades.

Referencias
[1] J.F. Rodríguez, “Reflexiones sobre ser competente en la educación superior y su relación con la Innovación”, Pistas Educativas, pp. 168 (2013).
[2] M. Piug, y J. A. Morales, “Educar para la ciudadanía a través de los proyectos de innovación educativa”. Tendencias pedagógicas, no. 22, pp. 31-44.
(2013). Recuperado de dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4656502.pdf
[3] M. Casa, y L. Stojanovic, (2013). “Innovación en la universidad iberoamericana” [artículo en línea]. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC). Vol. 10, no. 1, págs. 61-74. UOC. [Fecha de consulta: 28/07/14]. <http://rusc.uoc.edu/ojs/index.
php/rusc/article/view/v10n1-casas/v10n1-casasstojanovic- es>, http://dx.doi.org/10.7238/rusc. v10i1.1345> ISSN 1698-580X
[4] J. A. Vera, “Evaluación de competencias básicas en TIC en docentes en educación superior en México”. en Píxel-Bit. Revista de Medios y Educación. Nº 44. Enero 2014. ISSN: 1133-8482. E-ISSN: 2171-7966. doi: http://dx.doi.org/10.12795/pixelbit.2014.i44.10
[5] A. Gewerc, “Culturas, formación y desarrollo profesional. La integración de las TIC en las
instituciones educativas. Revista de Educación, 362. pp. 323-347 Septiembre-diciembre 2013
[6] F. Gómez-Gonzalvo, “Educational innovation through ICTs in the university setting.What do students think of these practices?” Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento 11(1) 49-60 Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=78029646004
[7] 1.Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), 2.Universidad de Sonora (USON), 3.Universidad Veracruzana (UV), 4.Universidad de Guadalajara (UDG),
5.Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH),
6.Instituto Politécnico Nacional (IPN),
7.Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP),
8.Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP),
9.Universidad Autónoma
de Ciudad Juárez (UACJ),
10.Universidad Panamericana (UP), 
11.Tecnológico de Monterrey (ITESM), 
12.Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación
Superior (ANUIES),
13.Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH),
14.Universidad Autónoma
de Aguascalientes (UAA),
15.Universidad de Quintana
Roo (UAQR), 
16.Escuela Normal Superior del Estado de
México (ENQR),
17.Universidad Autónoma de Yucatán
(UADY),
18.Centro de Ciencias de Sinaloa (CCS)

Diana Chávez Rodríguez, Yunuen Ixchel Guzmán-Cedillo, Diana Natalia Lima Villeda, Universidad del Valle de México. Dirección de Innovación Educativa
Calzada de Tlalpan No. 3058 Col. Santa Úrsula Coapa. Delegación Coyoacán. diana.chavez@uvmnet.eduyunuen.guzmanc@uvmnet.edu, diana.limav@uvmnet.edu

Título:Tendencias en Innovación Educativa. pp.15-157. Para leer y conocer más experiencias de innovación educativa consulte: Revista del Congreso Internacional de Innovación Educativa
Tomado de: Memorias del primer Congreso Internacional de Innovación Educativa. ITESM
By Freepik