Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Trastornos cognoscitivos y ansiedad en alumnos de escuelas primarias

Magisterio
05/07/2016 - 15:00
0
Foto de: Paco Solís. Tomada de Flickr

En el presente artículo presentamos algunos resultados preliminares sobre la relación entre Ansiedad y Trastornos Cognoscitivos en alumnos de escuelas de gestión pública de nivel primario. El objetivo general del trabajo fue verificar la existencia de diferencias en los niveles de Ansiedad Rasgo-Estado en niños escolarizados de 7 a 10 años que presentan Trastornos Cognoscitivos, y estudian en escuelas de Gestión Pública y Privada de Río Cuarto, Córdoba, Argentina. Como resultados preliminares es posible destacar que los alumnos de las escuelas públicas con rendimiento cognitivo bajo, particularmente en el factor Logro Escolar, presentan niveles de ansiedad media a alta.

 

Palabras Clave: Trastornos cognoscitivos, ansiedad, Alumnos de escuelas primarias.

 

Conozca el libro:  Los trastornos del aprendizaje. Perspectivas neuropsicológicas

 

Los lazos entre las neurociencias y el aprendizaje son indispensables. En nuestro país se ha estado luchando para que esto ocurra desde hace bastantes años, hoy ya son numerosos los profesionales de la educación y de la salud que se acercan al mundo de las neuronas y sus conexiones, para poder entender los procesos de aprendizaje. La contribución de las neurociencias a la educación es importante, su aporte a las alteraciones del aprendizaje resulta irremplazable, no es posible comprender un trastorno cognoscitivo sin la investigación neurocientífica actual (Castorina y Carretero, 2012).  (Conozca la Revista Mgisterio No. 68. Neurociencias y procesos de formación).

 

La brecha que parecía insalvable entre lo orgánico y lo mental se está acortando, encontrándonos hoy ante la extraordinaria expansión de los estudios sobre el cerebro humano, que ya están teniendo  un impacto significativo tanto en las teorías de la educación y de la psicopedagogía como en su práctica. Las revelaciones sobre la increíble plasticidad de las neuronas, la capacidad del sistema nervioso de reorganizar estructuras y funciones, indican que estamos frente a un cambio de paradigma, no sólo en las teorías del cerebro, sino en las teorías del aprendizaje (Castorina y Carretero, 2012).

 

Existen diferentes líneas teóricas desde donde analizar las dificultades de aprendizaje, también denominadas trastornos cognoscitivos, la coincidencia irrefutable que existe sobre tal problema es que el mismo supera el contexto de aprendizaje e invade el comportamiento, excediendo el ámbito educativo para afectar la salud mental del educando, la de su familia y el entorno social al cual pertenece.

 

Cuando hablamos de un niño que presenta dificultades de aprendizaje o trastornos cognitivos, según el National Joint Committeeon Learning Disabilities (1990), hacemos referencia a un término genérico que representa a un grupo heterogéneo de trastornos, manifestados por dificultades significativas en la adquisición y uso de la capacidad para entender, hablar, leer, escribir, razonar o para las matemáticas. Estos trastornos son intrínsecos al individuo, y presumiblemente debidos a una disfunción del sistema nervioso, pudiendo continuar a lo largo del proceso vital. (Conozca la  Revista Magisterio No. 15. Problemas de aprendizaje).

 

Bastida de Miguel (2011) expresa que la ansiedad es inherente al desarrollo normal del sujeto. Su aparición pone de manifiesto el conflicto adaptativo y la falta de recursos para conseguir una respuesta adecuada a las tensiones internas (necesidades del niño) y externas (ambiente que lo rodea); Bastida asevera que los sujetos muy ansiosos utilizan pocas de las claves que se otorgan en las tareas intelectuales. A medida en que van procesando la información, no organizan ni elaboran adecuadamente los materiales y tienden a ser poco flexibles para adaptarse a los procesos de aprendizaje. Aquellos que poseen una inteligencia promedio sufren mayormente de dificultades académicas, ya que los mejores dotados intelectualmente pueden compensar la ansiedad. Si esta es intensa, el estudiante muestra excesiva sensibilidad y temores, incluyendo miedo a la escuela, vergüenza, timidez, sensaciones importantes de inseguridad y síntomas somáticos.

 

Rains (2004) afirma que altos niveles de ansiedad pueden conducir a errores de tipo psicomotor o intelectual, dado el compromiso existente en los procesos de memoria en la dificultad, en la concentración y en las alteraciones a nivel psicológico-emocional del sujeto que presenta dichos niveles de ansiedad. En general, el término ansiedad alude a la combinación de distintas manifestaciones físicas y mentales que no son atribuibles a peligros reales, sino que se manifiestan ya sea en forma de crisis o bien como un estado persistente y difuso, pudiendo llegar al pánico.

 

Cano Vindel y Miguel-Tobal (2001) conciben a la ansiedad como una respuesta o patrón de respuestas que engloba aspectos cognitivos displacenteros, de tensión y aprehensión, aspectos fisiológicos, caracterizados por un alto nivel del sistema nervioso autónomo, y aspectos motores que suelen implicar comportamientos poco ajustados y escasamente adaptativos.

 

Como parte de la posición asumida en este trabajo se adopta la definición proporcionada por Spielberger (1972), quién conceptualiza la ansiedad en un doble sentido: en término de rasgo y de estado; el mencionado autor define a la Ansiedad-Estado como una condición o estado emocional transitorio del organismo humano, que se caracteriza por sentimientos de tensión y aprensión subjetivos conscientemente percibidos, y por un aumento de la actividad del sistema nervioso autónomo; la Ansiedad Rasgo se refiere a las diferencias individuales en la tendencia a responder a situaciones percibidas como amenazantes con elevaciones en la intensidad de la ansiedad estado.

ANUNCIO
banner_magisterio_336x280_1.jpg

 

A modo de conclusión puede decirse que las teorías y hallazgos detallados son plenamente integrables entre sí a los fines de este estudio.

 

Objetivo General: Verificar la existencia de diferencias en los niveles de Ansiedad Rasgo-Estado en niños escolarizados de 7 a 10 años que presentan trastornos cognoscitivos de escuelas de Gestión Pública y Privada de Río Cuarto.

 

Método y técnica: Estudio descriptivo, prospectivo, cuantitativo.

 

Instrumento: Batería Diagnóstico Neuropsicológico Infantil, Luria-DNI, (Manga y Ramos, 1991), Inventario de Ansiedad Rasgo - Estado (Spielberg, 1989), Técnica Documental.

 

Población: Alumnos entre 7 y 10 años con trastornos cognoscitivos que concurren a escuelas Gestión Públicas y Privadas de Río Cuarto.

 

Muestra: Aleatoria simple (escuelas) - Plurietápica, Intencional (casos).

 

Análisis de Datos: SPSS Statistics versión17.0.

 

Resultados Preliminares 

 

Hasta el momento se han recolectado y analizado datos correspondientes a la totalidad de la muestra seleccionada en colegios públicos de la ciudad de Río Cuarto, a partir de los cuales se ha

observado lo siguiente:

 

El 77,3% de los estudiantes presentan ansiedad entre media y alta expresada a través del factor Temor; el 59,6% poseen ansiedad media-alta expresada a partir del factor Tristeza. Ambos factores evidencian ansiedad rasgo.

 

Con respecto a la manifestación de la ansiedad estado se ha identificado que el 71,9% de los alumnos registran valores medios y altos de ansiedad a través del factor Preocupación, el 77,1% lo efectúa mediante el factor Evitación, el 85,6% lo expresa con Somatización y, finalmente, el 73,9% lo realiza con Ira y Tristeza.

 

Con respecto a la aplicación de la batería Luria-DNI, se ha identificado que el rendimiento más bajo en los alumnos evaluados ha sido en las pruebas de visión (orientación espacial), habla expresiva (denominación), lectura y escritura (análisis fonético, lectura, escritura), aritmética (estructura numérica, operaciones aritméticas) y memoria (memoria inmediata y memoria lógica), todos correspondientes al factor Logro Escolar, el cual refiere al dominio del conocimiento y habilidades escolares adquiridas, cuyo desempeño permite predecir el futuro éxito o fracaso escolar.

 

Finalmente, teniendo en cuenta las manifestaciones de la ansiedad y del rendimiento cognitivo por parte de los alumnos, de colegios públicos de la ciudad de Río Cuarto, se evidencia:

 

 Tendencia a identificar que sujetos que presentan rendimiento cognitivo bajo, particularmente en lo que refiere al factor Logro Escolar, presentan niveles de ansiedad media a alta, condición que se da aproximadamente en el 32% de los alumnos sobre los que se ha trabajado.

 

 Se han observado casos con rendimiento cognitivo medio y niveles de ansiedad alta, cabe aclarar que tales sujetos fueron identificados por los docentes como alumnos con dificultades de aprendizaje (condición para ser incluidos en la muestra). Es de suponer que en estos casos el bajo rendimiento no se debería a factores cognitivos, sino que tendrían mayor peso las manifestaciones de la ansiedad y/o otras variables a estudiar.  (Lea: Entornos saludables en educación. Visión de la ecología humana, La neuropedagogía y los comportamiento violentos).

 

Referencias 

 Bastida de Miguel, A. (2011). Psicoterapia aplicada a un caso de terrores nocturnos con ansiedad generalizada provocada por multitud de fobias. Trabajo presentado en el 12º Congreso Virtual de Psiquiatría Interpsiquis- Febrero-Marzo 2011. Obtenido desde Psiquiatria.com

 Cano-Vindel, A., y Miguel Tobal, J. (2001). Emoción y Salud. Ansiedad y Estrés, 7 (2-3) 111.121.

 Castorina, J., y Carretero, M. (2012). Desarrollo Cognitivo y Educación. Argentina: Paidós.

 Fernandez, L. (1993 Enero-Junio). Educación y Personalidad ¿Posible estandarización? Educación y Ciencia. Facultad de Educación. UADY. Vol. 2, No. 7, 47-50.

 Jadue, G. (2001). Algunos Efectos de la Ansiedad en el Rendimiento Escolar. Estudios Pedagógicos. No. 27, 111-118. Obtenido el 21 de Mayo de 2013, desde http://mingaonline.uach.cl/scielo.php?pid=S071807052001000100008&scr...

 Manga, D., y Ramos, F. (1991). Neuropsicología de la edad escolar. Aplicaciones de la teoría de A.R. Luria a niños a través de la batería Luria – DNI. Madrid: Visor.

 National Joint Committee on Learning Disabilities. (1990). Learning disabilities: Issues on definition. En Collective Perspectives on Issues Affecting Learning Disabilities: Position Paper and Statements (pp. 61–66). Austin, TX: Pro-Ed.

 Rains, D. (2004). Principios de Neuropsicología. Mc.Graw Hill. Mexico.

 Roger, G. (2005). Manual de Neuropsicología. Barcelona: Masson. S.A.

 Spielberger, C. (1972). Anxiety: Currents Trends in Theory and Research. Vol. 1. Academic Press, New York

 

Tomado de: Revista Internacional Magisterio No. 68. Neurociencias y procesos de formación

 

Foto de: Paco Solís.  Tomada de Flickr

Más sobre el tema que está leyendo

La construcción de sentidos frente a las trayectorias reales de los alumnos En el marco de la línea de investigación...