Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

Un profesor que provoca con las TIC

Por Teresa García Gómez
Magisterio
26/06/2014 - 21:45
0

Durante una práctica con un grupo de segundo de Educación Secundaria Obligatoria, ESO, un profesor de Ciencias Naturales utiliza herramientas TIC para potenciar la autonomía de sus alumnos y fomentar el trabajo colaborativo. Aprender a buscar, seleccionar y contrastar la información los hace sentirse corresponsables en la generación de contenidos. A su lado, el docente contextualiza y comparte, asumiendo que las dificultades son el punto más interesante del proceso .

 

Hemos seguido, durante tres meses de observación en el aula de segundo de ESO de un centro público, y mediante la realización de entrevistas a los alumnos y al docente, una práctica caracterizada por ser innovadora respecto a la concepción y modelo de enseñanza tradicional hegemónica, y en la que las TIC han sido una herramienta clave para promover la autonomía de los alumnos y las redes de aprendizaje, elementos que el profesor considera básicos de todo proceso educativo.

 

"Crear un ambiente". Así es como define el profesor su función a la hora de potenciar la autonomía de los alumnos en sus propios procesos de aprendizaje a través de las TIC. El docente se centra en un trabajo por competencias y entre los alumnos tiene un peso notable el trabajo y desarrollo de los contenidos. Para ello utiliza distintas fuentes: libro de texto, blogs de compañeros, los apuntes tomados en el aula e Internet. En la dinámica de aula las explicaciones de los contenidos no ocupan un lugar predominante del tiempo de clase, en el que se tratan, también, los procedimientos de trabajo, el planteamiento o estructura de cada clase, el uso de herramientas TIC y se hace consciente al alumnado de sus procesos, de por qué hace lo que hace y las consecuencias de sus acciones, y de la necesidad de dotar de sentido tanto a los procedimientos como a los resultados. Estas explicaciones siempre parten de la realidad del aula, de las ideas previas del alumnado, de sus creencias, experiencias, comentarios y respuestas; y se van intercalando en un proceso de cuestionamiento que el profesor realiza para construir y reconstruir el conocimiento, en el que él va especificando, aclarando, ampliando, ejemplificando y profundizando. En este proceso de interrogación, el nivel de participación de gran parte de los alumnos es alto, por una parte, por el planteamiento que tiene el docente del error, considerado fuente de aprendizaje y, por otra, por al valor que otorga a toda intervención, independientemente de quien proceda –trabaje o no, tenga o no buen rendimiento académico–. Es decir, toda cuestión y aportación es reforzada, valorada, destacada y agradecida de forma explícita y pública, así como todo cambio que realiza un alumno para implicarse en la asignatura; igualmente sucede con el trabajo individual de cada persona.

 

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

 

Blogs como portafolios personales

El docente proporciona una guía con los contenidos a tratar, que se trabajan individualmente o en grupo. Los alumnos tienen que desarrollar una presentación por contenido (un total de 30), e ir subiéndolas a su blog, a medida que las realizan.

 

La idea del uso de los blogs es la creación de portafolios personales donde se recogen las producciones de los alumnos durante su aprendizaje, fomentando el trabajo colaborativo y cooperativo. Se produce un cambio de rol, y prima el esfuerzo personal y grupal porque los alumnos deben buscar, seleccionar y cotejar información que posteriormente elaboran para producir las presentaciones que llevará a su blog. La función del profesor es hablar, escribir, leer, contextualizar, relacionar y compartir el tema o concepto de Ciencias Naturales objetivo de aprendizaje y facilitar el uso de la información para la construcción de conocimiento, teniendo claro que el error es parte del proceso ensayo-error y que, por tanto, las dificultades son el punto más interesante a resolver.

 

Es interesante la formulación de preguntas sobre la opinión de los alumnos respecto a lo que ocurrirá en el futuro respecto a la naturaleza, porque el pensamiento crítico se hace visible en cuestiones de educación vial, conciencia medioambiental o justicia social. De esta manera, partiendo de los conocimientos que van adquiriendo, los alumnos tienen que ponerlos en práctica y crear sus propias hipótesis y postulaciones. El trabajo permite poder trabajar la oralidad talk para exponer experiencias, trabajos, etc.

 

El trabajo que realizan los alumnos tiene un seguimiento continuo por parte del profesor, que en el aula dedica un tiempo considerable a resolver dudas y cuestiones.

 

La prioridad de la práctica docente es hacer partícipes a los alumnos de su propio proceso de aprendizaje, para que sean responsables y corresponsables del mismo. La competencia autonomía e iniciativa personal es el primer objetivo del profesor. En este aprendizaje del ejercicio de la autonomía es de vital importancia la reflexión, es decir, pensar-hablar-escribir son los pasos que deben guiar el trabajo de los alumnos. Dicha autonomía, tras decidir si implicarse o no en el trabajo propuesto, se manifiesta en la planificación –los alumnos conocen el número de presentaciones que deben subir a su blog-Portafolio, al final de cada trimestre y a final del curso–, en la búsqueda de información, en la elaboración de las presentaciones –conocen los criterios para su realización–, y en la búsqueda de soluciones.

 

Artículo cedido por la Revista Cuadernos de Pedagogía, diciembre de 2013, Nº 440, pp. 42-45. Editorial Wolters Kluwer España, S. A. www.wkeducacion.es