Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116.png

Una propuesta de evaluación Innovadora en el aprendizaje del curso de Materia y Cambio

Por Alma R. Gómez Serrato
Magisterio
14/12/2018 - 11:00
0
By Ijeab / Freepik

Esta es una propuesta de evaluación de competencias en el curso de Materia y Cambio impartido a nivel medio superior. Se trata de una propuesta que busca evaluar los aprendizajes bajo diferentes perspectivas, por lo que se efectúa a través de diferentes instrumentos, bajo diferentes formas de trabajo, por medio de diferentes productos, bajo diferentes formas de interacción y a través de diferentes agentes evaluadores.

Este artículo comienza con una introducción en donde se describen los antecedentes en que se basó la investigación con la finalidad de que los lectores puedan conocer las tendencias en evaluación en que se basó la propuesta de innovación. Posteriormente, se describe el procedimiento realizado, los resultados y las conclusiones obtenidas.

Esto con el objetivo de dar a conocer la planeación realizada y lo que se obtuvo de ésta. El artículo termina con el reconocimiento a todas aquellas personas que apoyaron la planeación y realización de la investigación.

Keywords:evaluación, evaluación innovadora, competencias, trabajo de campo, actividades lúdicas

Introducción
La evaluación es uno de los procesos de la educación más difíciles de llevar a cabo. Determinar qué se debe evaluar y cómo se debe evaluar es una de las preocupaciones de los docentes más recurrentes. Para Arias y Arias (2011), la evaluación es un proceso en el que la recolección de información amerita el empleo de técnicas e instrumentos para tal fin, por lo que es necesario diseñarlos de manera que facilite la tarea de los docentes en la evaluación. Sin embargo Serrano (2002), menciona que los docentes no logran construir y aplicar un sistema de evaluación que se adecue a los nuevos planteamientos pedagógicos, convirtiéndose en uno de sus problemas más serios.

Para Castillo y Cabrerizo (2003) la evaluación es la suma de muchos factores que constituyen un proceso dinámico, abierto y contextualizado, que se desarrolla a lo largo de un período de tiempo, señalando su carácter flexible y continuo. Por lo que es necesario utilizar estrategias que permitan evaluar diferentes aspectos del aprendizaje utilizando diferentes instrumentos que serán aplicados en diferentes momentos de la enseñanza. De acuerdo a Jornet (2008) la Evaluación es un proceso sistemático de indagación y comprensiónde la realidad educativa en la que se espera la emisión de un juicio de
valor orientada la lo toma de decisiones y a la mejora del proceso.

La nueva propuesta evaluativa privilegia la evaluación cualitativa y formativa que posibilita a los alumnos aprender a regular su propio aprendizaje. Además, considera que el alumno debe ser evaluado por diferentes actores y no sólo por el maestro. De la misma forma considera que deben utilizarse diferentes tipos de actividades. Arias y Arias (2011) mencionan tres tipos de actividades: actividades no presenciales, actividades lúdicas y trabajo de campo. En las actividades no presenciales, se espera que los alumnos puedan demostrar su dominio sobre las TIC como son: foros de discusión, chats, correo electrónico y software educativo. En las actividades lúdicas, se utilizan dinámicas grupales, juegos de mesa o actividades lúdicas generales, mientras que en el trabajo de campo se pueden utilizar visitas a instituciones, miniencuestas o consultas en la calle.

Propuesta de evaluación. Diseño y aplicación
Para definir la propuesta, primero se establecieron las competencias del curso que se evaluarían con ésta. En base a estas competencias, se buscaron propuestas innovadoras de evaluación y se seleccionó la que mejor se adecuara a lo que se evaluaría.
Una vez seleccionada la propuesta, se procedió a diseñar las actividades que se utilizarían. Se decidió seguir la propuesta de Arias y Arias (2011) considerando los tres tipos de actividades sugeridas en su artículo (no presenciales, de campo y lúdicas).

Para el diseño de la actividad, se establecieron cinco fases:

  • Investigación
  • Trabajo no presencial
  • Trabajo de campo
  • Elaboración de póster
  • Presentación de resultados

Investigación
Se seleccionaron compuestos de uso en la vida diaria, como en detergentes, medicamentos, aromatizantes, fertilizantes, etc. En el salón de clases, se procedió a designar el tema a cada equipo por medio de un sorteo. Se explicó a los alumnos que deberían consultar el nombre del compuesto seleccionado de acuerdo a la IUPAC, su fórmula química, el método de obtención, los usos o aplicaciones, así como el impacto ambiental que tiene tanto en su obtención como en su utilización.

Se diseñó una rúbrica de evaluación de esta fase en donde se consideraron los siguientes aspectos: relevancia de la información consultada, calidad y confiabilidad de las fuentes consultadas, así como el número de fuentes que se consultaron.

Trabajo no presencial
En esta fase, los alumnos utilizaron medios electrónicos en la elaboración de una encuesta que ayude a determinar lo que la gente sabe sobre el compuesto. Para esto, se abrió un foro de discusión en la plataforma Blackboard en donde los alumnos colaboraron para llegar a acuerdos sobre los tipos y cantidad de preguntas. También podían utilizar Google Drive o correo electrónico para enviar sugerencias, propuestas o archivos a sus compañeros. En el foro de discusión quedaron registradas las colaboraciones entre los miembros de cada equipo.

Trabajo de campo
En esta fase se aplicaron las mini-encuesta diseñadas por cada equipo a personas que consumen el producto asignado. Para lograr esto, los alumnos tuvieron que salir a la calle a entrevistar personas que consumieran el producto que contiene al compuesto que se les asignó. Se aplicaron un total de 50 encuestas. La información de las encuestas fue clasificada y registrada en tablas de resultados para su posterior análisis.

Elaboración de póster
Con la información consultada en la fase de investigación, y el análisis de los resultados de las encuestas aplicadas, se procedió al diseño de un póster. Este póster debía de contener la información resultante de la fase de investigación sobre el nombre, fórmula, usos e impactos ambientales de su producción o aplicación. Una vez diseñado y aprobado por el maestro, se procedió a su impresión.

Presentación de resultados
Esta última fase se llevó a cabo en el salón de clases una vez impreso el póster. Consistió en una mini feria de Ciencias en la que cada equipo explicó al resto de sus compañeros de clase lo que aprendió sobre su compuesto. Se trata de que todos los estudiantes aprendan sobre todos los compuestos asignados.

En cada fase se diseñaron las instrucciones de la actividad a desarrollar, las rúbricas que se utilizarían, así como y el calendario de entregas.
Para evaluar cada etapa se utilizaron tres tipos de evaluación: la autoevaluación, la co-evaluación y la hetero-evaluación. La autoevaluación, como su nombre lo indica, consiste en que cada alumno evalúe su desempeño, la co-evaluación consiste en que los compañeros de la clase evalúen el desempeño de los integrantes de un equipo, y la heteroevaluación es la evaluación realizada por el maestro sobre el desempeño
de los estudiantes de cada equipo.

Para evaluar los póster realizados por los alumnos, se seleccionó la participación de expertos en el tema (en este caso fueron los maestros que imparten el curso en la preparatoria). Estos expertos evaluaron los trabajos por medio de una rúbrica proporcionada con anticipación. En todas las evaluaciones, el alumno conocía previamente las rúbricas bajo las que serían evaluadas cada fase.

Instrumentos de recolección de datos. Trabajo no presencial

Como evidencia de esta fase de la estrategia de evaluación se utilizó una tabla de cotejo en donde se registraron el número de participaciones de cada integrante de equipo y si las aportaciones eran relevantes o no. Sólo se cuantificaron aquellas que fueron mediante
la plataforma Blackboard. También se utilizó una rúbrica de evaluación de trabajo en equipo.

Trabajo de campo
En esta fase se utilizó una tabla de cotejo en donde se evaluó el número de encuestas entregadas, las cuales fueron colocadas por cada equipo en el foro de discusión correspondiente.

Elaboración de póster

ANUNCIO
banner_formacion_2019_web_336x280.png

Se utilizó una rúbrica en donde se evaluó la calidad, el tipo de información y la creatividad del póster que se realizó. También se evaluó el tiempo de entrega y el cumplimiento de las indicaciones establecidas.

Presentación de resultados
Para recolectar los datos en esta fase se utilizaron las rúbricas de autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación.

Resultados. Trabajo no presencial
Los resultados obtenidos en esta fase fueron las participaciones de los alumnos en el foro de discusión en la plataforma Blackboard. Cada equipo debía de contar con la participación de todos sus miembros en el foro. Se evaluó el número de veces que participaron y
la relevancia de su participación. En todos los equipos se logró la participación de más de una vez de cada miembro aunque no todas las participaciones tuvieron la misma relevancia ya que algunos sólo comentaban que estaban de acuerdo con lo propuesto por otros. Sin
embargo, la dinámica lograda fue muy aceptable ya que lograron el producto final que era la mini-encuesta que aplicarían en su trabajo de campo.

Investigación y Trabajo de campo
Los resultados de estas fases se vieron reflejadas en el póster elaborado por cada equipo. Se pudo observar que el manejo de los resultados de sus encuestas fueron adecuados y se llegaron a conclusiones válidas y relevantes. Sin embargo, faltó obtener más provecho de
los comentarios de las personas encuestadas. También se observó que algunos equipos tuvieron mayor capacidad de análisis que otros.

Elaboración de póster
Todos los equipos elaboraron su póster en base a las indicaciones establecidas en la rúbrica. El diseño cumplió con las expectativas y en algunos casos las superó. Hasta el momento de la elaboración de este reporte, la evaluación por medio de expertos en el tema no se había realizado, sin embargo, se hizo la evaluación por parte del docente.

Presentación de resultados
La exposición por parte de cada equipo fue evaluada por sus compañeros de equipo y por el docente. Se encontró que los alumnos de este grado aún no tienen una capacidad desarrollada para comunicar o expresar ideas ni para hacer análisis profundos o fundamentados. Sin embargo, todos participaron en la exposición y demostraron que aprendieron sobre el tema. Se pudo observar que los compañeros que evaluaron a los
equipos tenían la madurez suficiente para ser exigentes sobre la calidad de la exposición.
En general, la evaluación mostró que los alumnos tienen capacidad para interactuar con otros en la realización de su proyecto. Se observó que los alumnos manejan la tecnología de forma adecuada y saben organizarse y trabajar en equipo.

Conclusiones

La evaluación requiere del diseño de nuevas estrategias en donde se evalúe no sólo el aspecto de conocimientos adquiridos por el alumno, sino también las habilidades desarrolladas. Debe de permitir que el alumno sea evaluado desde diferentes perspectivas y con diferentes instrumentos. Un examen de conocimientos no es suficiente para evaluar los logros que un alumno alcanzó en un curso.

La evaluación innovadora debe de considerar diferentes tipos de actividades [1] como el trabajo en equipo utilizando medios electrónicos de comunicación (trabajo no presencial), actividades que se desarrollen fuera del aula (trabajo de campo) y actividades que permitan el aprendizaje por medio de actividades lúdicas como dinámicas grupales.

Por otra parte, no sólo el maestro debe evaluar a los estudiantes, sino que debe existir participación de otros agentes como los compañeros de clase y expertos en el área de conocimiento. El maestro es quien debe establecer los criterios de evaluación y debe dar a conocer estos criterios a sus alumnos [5]. Los resultados obtenidos muestran que la estrategia utilizada permitió evaluar el aprendizaje de los alumnos desde una perspectiva diferente a la tradicional. El alumno fue capaz de demostrar que puede trabajar en equipo, que sabe utilizar las TIC para trabajar a distancia, que es capaz de elaborar un producto (mini-encuesta) en colaboración con sus compañeros de equipo, que es capaz de realizar trabajo de campo y de investigación, y que tiene la capacidad para compartir sus conocimientos con otros compañeros.

Aún y cuando no todos los estudiantes lograron el mismo nivel de desempeño, todos tuvieron las mismas experiencias de aprendizaje y la oportunidad de desarrollar habilidades que les serán útiles para toda la vida. La evaluación permitió que los alumnos fueran retroalimentados desde el punto de vista de sus compañeros de clase y otros maestros de la materia, lo que la hizo más significativa.

En base a esto, se concluye que la estrategia diseñada cumple con los requerimientos de una evaluación innovadora ya que considera diferentes tipos de actividades, utiliza diferentes instrumentos de evaluación, permite la evaluación por varios agentes y considera el desarrollo de habilidades y no sólo de conocimientos.

En la estrategia, el maestro cumple un papel importante ya que es él quien debe de seleccionar las competencias a desarrollar, establecer los criterios de evaluación y dar la retroalimentación pertinente a los alumnos. Pero sobre todo, debe de diseñar experiencias de aprendizaje significativo y relevante con actividades o tareas variadas que permitan a sus estudiantes llegar a un aprendizaje significativo.

Reconocimientos
Agradezco a América Martínez Sánchez y a Lizette Susana Hernández Cárdenas por permitirme participar en el proyecto “Estrategias Innovadoras de Competencias” desarrollado en el CEDDIE. También agradezco a todas aquellas personas del Departamento de Informática de la Preparatoria Eugenio Garza Lagüera por apoyar en la grabación de la implementación de la actividad y de las experiencias de la implementación.

Agradezco a mis colegas participantes del proyecto por contagiarme su entusiasmo y dedicación. Al Ing. David Cárdenas, a la Lic. Araceli Ruiz Elizondo y al Ing. Alfredo Peña Marín, muchas gracias por su apoyo y guía.

Referencias
[1] S. A. Arias, M. L. de Arias. (2011). Evaluar los aprendizajes: un enfoque innovador. Educere, vol. 15, núm. 51, julio-diciembre, 2011, pp. 357-368, Universidad de los Andes Venezuela.
[2] S. Castillo, y J. Cabrerizo, (2003). Evaluación educativa y promoción escolar. Madrid (España): Editorial Pearson, Prentice Hall

[3] J.M. Jornet, P. Sánchez, y Y. Leyva, (2008) Dimensiones de clasificación de los procesos de Evaluación Educativa. INITE, México.
[4] S. Serrano, (2002). La evaluación del aprendizaje: dimensiones y prácticas innovadoras. Educere, vol. 6, núm. 19, octubre-diciembre, 2002, pp. 247-257, Universidad de los Andes Venezuela.

Alma R. Gómez Serrato
Preparatoria Eugenio Garza Lagüera,
Instituto Tecnológico de Monterrey, Monterrey, N.L., México
args@itesm.mx

Título: Una propuesta de evaluación Innovadora en el aprendizaje del curso de Materia y Cambio. pp.:29-32
Para leer y conocer más experiencias de innovación educativa consulte: Revista del Congreso Internacional de Innovación Educativa
Tomado de: Memorias del primer Congreso Internacional de Innovación Educativa. ITESM
By Ijeab / Freepik