Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_magisterio_1115x116_alexander_0.png

Desafíos para el docente del siglo XXI

Revista Internacional Magisterio Nº 92

0
Valor impreso

$14.000

Descripción

En el presente número, maestros y maestras de la Red Distrital de Docentes Investigadores, el Observatorio Nacional de la Calidad Educativa y reconocidos académicos reflexionan acerca de cómo se ha venido avanzando alrededor de las prácticas de la buena enseñanza en Colombia. Esta debe ser entendida como un marco de principios profesionales fundamentales en los que la innovación juega un papel importante, ya que mucho más allá de los cambios en las prácticas de aula se trata de innovar para promover saltos sociales. 
En este sentido, se pretende introducir al lector de este número en una reflexión que comprende los grandes retos del docente del siglo XXI, asociados al desarrollo de buenas prácticas de enseñanza, que a su vez conllevan la innovación como un camino hacia la construcción de una sociedad más equitativa y preparada para su tiempo. Implica además reconocer la importancia de las redes de docentes en la construcción de comunidad académica y política; pensar los currículos que fluyen en la escuela; potenciar el liderazgo en los estudiantes para que intervengan de manera crítica en sus comunidades y entender cómo desarrollar las habilidades y competencias para el siglo XXI.

Editorial 

De manera permanente, el siglo XXI plantea nuevos retos y posibilidades. A pesar de sonar un poco distópico, no basta sino con dar una mirada a esta segunda década del siglo para entenderlo: cambio climático, automatización acelerada, nuevas fuentes de energía, alimentos transgénicos, tensiones químicas y nucleares, fundamentalismos, etcétera. En este contexto, ¿qué se espera de los maestros? ¿Cómo puede el docente contribuir desde su rol social a preparar a las nuevas generaciones? ¿Hacia dónde debería encaminarse el sistema educativo? ¿Qué nuevos elementos curriculares deberían potenciarse? El presente número brinda una aproximación a estas preguntas. 
Las investigaciones han sido contundentes en demostrar que un maestro con buena enseñanza impacta la calidad educativa como ninguno otro de sus factores asociados. No obstante, los maestros en general seguimos enseñando como en el siglo XX. Los instrumentos tradicionales como el tablero y el marcador son incongruentes con las teorías contemporáneas del aprendizaje, que cada vez profundizan más sobre las nuevas formas disruptivas, narrativas y no lineales de aprender. 
Una enseñanza eficaz en la actualidad pasa necesariamente por entenderse dentro de las dinámicas de la innovación. Sin embargo, en Colombia la innovación educativa se ha abordado como un discurso y un eslogan que invitan a los maestros e instituciones a cambiar sus usos y prácticas de enseñanza, su liderazgo educativo, sus dinámicas organizacionales, entre otras variables a pequeña escala; no obstante, la innovación educativa debe conducir a lograr mucho más que esto.
En materia de innovación, la humanidad ha marcado grandes hitos: desde el desarrollo de la palanca, la invención de la máquina, la exploración del espacio, hasta algo aún más complejo: la comprensión de la naturaleza humana y sus posibilidades. En consecuencia, los desafíos para el docente del siglo XXI en el campo de la educación deben plantear al menos dos escenarios de reflexión. Por un lado, la necesidad de ejercer mejores prácticas en el aula para lograr más y mejores resultados de aprendizaje y el desarrollo de las habilidades de los estudiantes. El segundo escenario es el de la sociedad de hoy en Colombia, que requiere un sistema educativo que responda con un enfoque de equidad a la tan prometida justicia social. 
En el presente número, maestros y maestras de la Red Distrital de Docentes Investigadores, el Observatorio Nacional de la Calidad Educativa y reconocidos académicos reflexionan acerca de cómo se ha venido avanzando alrededor de las prácticas de la buena enseñanza en Colombia. Esta debe ser entendida como un marco de principios profesionales fundamentales en los que la innovación juega un papel importante, ya que mucho más allá de los cambios en las prácticas de aula se trata de innovar para promover saltos sociales. 
En este sentido, se pretende introducir al lector de este número en una reflexión que comprende los grandes retos del docente del siglo XXI, asociados al desarrollo de buenas prácticas de enseñanza, que a su vez conllevan la innovación como un camino hacia la construcción de una sociedad más equitativa y preparada para su tiempo. Implica además reconocer la importancia de las redes de docentes en la construcción de comunidad académica y política; pensar los currículos que fluyen en la escuela; potenciar el liderazgo en los estudiantes para que intervengan de manera crítica en sus comunidades y entender cómo desarrollar las habilidades y competencias para el siglo XXI. En la entrevista central se profundiza sobre el novedoso enfoque de las 4R (retribución, reconocimiento, representación y reconciliación) para la justicia social desde la educación.

Ver más Ver menos
Detalles del libro
ISBN:

16924053-92

Editorial:

Editorial Magisterio

Número de edición:

Fecha de edición:

06/07/2018

Número de páginas:

64

Pasta:

Blanda

Dimensiones:

1 cm x 27.5 cm x 21.5 cm

Tópicos:
  • Aprendizaje
  • Calidad educativa
  • Empoderamiento
  • Enseñanza
  • Ética
  • Liderazgo
  • Motivación