Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
web_banner_1115x116_1_1.png

Enseñanza para la comprensión

Revista Magisterio #88

0
Valor impreso

$14.000

Descripción

Contrariamente a lo que se cree, la búsqueda de comprensiones en los estudiantes no es una pregunta reciente. Desde hace mucho tiempo existe la preocupación por desarrollarla. Vito Perrone (Stone, 2005), uno de los creadores del marco de la enseñanza para la comprensión, señala que desde la antigüedad los maestros de diferentes religiones enseñaban mediante el uso de parábolas y metáforas; además pedían a sus seguidores que relacionaran sus aprendizajes con la vida cotidiana y que “construyeran imágenes mentales que fueran más allá de sus comprensiones actuales” (Perrone, en Stone 2005, p. 36). Afirma además que Platón enseñaba utilizando complejas alegorías y Confucio destacaba las imágenes frente a las palabras.

Estas maneras de enseñar coinciden con lo que propone el marco de la enseñanza para la comprensión. Por lo tanto, cabe preguntar: ¿Por qué si estas formas de promover en  los estudiantes (o discípulos) el desarrollo de comprensiones profundas es de vieja data, en la enseñanza actual no siempre se logra?

Al respecto, se podrían plantear varias ideas. Por una parte, el sistema escolar ofrece situaciones de organización y regulación que no tenían los maestros con sus discípulos; históricamente la educación formal ha llevado los procesos de enseñanza por caminos que han buscado prescribir las formas de enseñar. De hecho, han proliferado los métodos de enseñanza que en la práctica han derivado en formalizaciones que alejan a los profesores de la reflexión sobre las necesidades de los contextos en que trabajan e incluso de la observación cuidadosa de las necesidades de sus estudiantes. Aunque se podrían mencionar además otras razones.

Entre las razones que han llevado a que no se desarrollen comprensiones profundas en los estudiantes, vale la pena destacar aquellas relacionadas con la formación del profesor. ¿Qué necesita un docente para enseñar dentro del marco que propone la enseñanza para la comprensión? En primera instancia, necesita saber que, como afirma Perkins, el aprendizaje es producto del pensamiento. Según Dewey (2010), el pensamiento es una corriente de ideas, es automático y no está regulado. Sin embargo, se puede formar a los estudiantes para que aprendan a pensar de manera reflexiva, lo que implica conducirlos a pensar con un propósito.

Afirma Dewey (2010) que el pensamiento reflexivo se caracteriza por desarrollarse en una cadena organizada de ideas, por apuntar a una conclusión, por impulsar a la investigación y por desarrollarse sobre la base de hábitos de la mente. La enseñanza para la comprensión busca desarrollar el pensamiento reflexivo y para ello propone una serie de elementos que ayudan a organizar la enseñanza en el aula en el aula que facilitan la conducción del proceso de desarrollo del pensamiento.

En este número se presentan algunos artículos de reflexión y de resultados de investigación en el aula que dan cuenta de cómo por diferentes caminos, en distintos niveles, grados y áreas de la enseñanza, esto se hace posible. Cada situación es diferente a las otras porque, como su nombre lo indica, el marco de la enseñanza para la comprensión permite que se lleven a cabo diversas formas de desarrollar comprensiones profundas. Este es un saber propio del profesor, quien no debe saber solo cómo se desarrolla el pensamiento, sino que debe saber cómo lograr que esto suceda en su aula.

Las reflexiones y experiencias que se presentan se constituyen en una invitación a los profesores para promover el desarrollo de comprensiones profundas en los estudiantes, lo que implica desarrollar su pensamiento. En este proceso es muy importante la creatividad de  cada profesor. De esta creatividad y flexibilidad del marco de la enseñanza para la comprensión da cuenta la variedad de caminos recorridos por quienes comparten sus procesos de enseñanza en esta publicación.

Ver más Ver menos
Detalles del libro
ISBN:

16924053-88

Editorial:

Editorial Magisterio

Número de edición:

Fecha de edición:

09/10/2017

Número de páginas:

66

Pasta:

Blanda

Dimensiones:

1 cm x 27.5 cm x 21.5 cm

Tópicos:
  • Clima escolar
  • Educación y pedagogía
  • Enseñanza para la comprensión
  • Experiencia pedagógica