Moneda

Síganos

Tu carrito

Tienes (0) productos $0
ANUNCIO
magisterio_bruno_kombi_cholulteca.png

Hacia un marco profesoral

Una Propuesta para Mejorar la Calidad de la Educación Revista Internacional Magisterio N° 97

0
Valor impreso

$14.000

Descripción

La calidad de un sistema educativo tiene como techo la calidad de sus maestros.
(Barber y Mourshed)

Existe un consenso casi general en la academia y en el sector educativo en considerar que uno de los factores asociados a la calidad educativa más trascendentales es  la calidad del maestro. En ellos, reposa una responsabilidad más que escolar, se trata de una responsabilidad de orden social. Desde luego, también es claro que el maestro por sí solo no va a resolver los problemas y vacíos estructurales del sistema educativo, ni mucho menos los del nivel político económico. No obstante, un buen maestro sí contribuye en gran medida tanto con el desarrollo humano de esos niños y niñas a quienes enseña diariamente una visión del mundo, como con el cierre de brechas, porque lo que sucede en las aulas con la fundamental mediación del maestro, tiene un impacto medible y evidenciable en el desarrollo social.
La reflexión frente a la calidad o excelencia docente ha girado hasta el siglo XX alrededor de dos ejes fundamentales, en clara discusión hoy. Por un lado, el enfoque de insumos que considera que un buen maestro es aquel que está altamente cualificado por sus estudios y basa sus decisiones pedagógicas por su larga experiencia. Por otro lado, existe una línea de análisis que consideró que el buen maestro es quien garantiza valor agregado, esto es, aquel que logra que sus estudiantes obtengan resultados sobresalientes en el marco de las evaluaciones internas o externas.

Hoy, el lugar de análisis sobre la excelencia docente viene situándose alrededor de las prácticas de enseñanza. Es en esa interacción maestro-estudiantes en donde fluyen enseñanzas y aprendizajes que exceden el orden cognitivo y conductual, para dar paso al desarrollo de habilidades y competencias en el orden socioemocional, creativo, de pensamiento crítico, ambiental, comunicativo, de resolución de problemas, entre otros aspectos clave en el mundo del siglo XXI.

Sin embargo, la discusión sobre cuáles deberían ser esas prácticas de enseñanza que caracterizan a lo maestros comprometidos con su ejercicio y su rol social, pasa por un debate que transita desde el extremo que considera que el maestro con el sólo hecho de haber cursado una licenciatura, posgrado en pedagogía o ciclo normalista, ya cuenta con la episteme necesaria para asegurar que sus decisiones en el orden curricular, didáctico evaluativo y demás, son inexecrables, hasta el otro extremo en donde se encuentran quienes ponen en tela de juicio el dominio disciplinar, didáctico y en general pedagógico de los maestros, incluso desde sus procesos de formación inicial.

En este sentido, encontramos que no son pocos los sistemas educativos que han emprendido procesos de definición de un conjunto de referentes de las prácticas pedagógicas expresados en
marcos de enseñanza. En este número, encontraremos un análisis sobre los tipos de marcos, sus posibles alcances y una propuesta base de marco profesoral para Colombia que viene ganando
visibilidad y relevancia.
Agradecemos a las redes de docentes, académicos, organizaciones públicas y privadas que han contribuido no sólo con este número sino en profundizar en una discusión que no es sencilla; que mueve fibras en todos los sectores involucrados en la formación y desarrollo profesional docente, y esperamos contribuir en mayor o menor medida en estas reflexiones claves en nuestro tiempo y lugar.

Ver más Ver menos
Detalles del libro
ISBN:

16921053

Editorial:

Editorial Magisterio

Número de edición:

Primera

Fecha de edición:

11/07/2019

Número de páginas:

64

Pasta:

Blanda

Dimensiones:

27.5 cm x 0.5 cm x 21 cm

Categoría:
  • Actualización